Apatía

El termino apatía hace referencia al estado de ánimo que experimenta una persona cuando no siente interés o entusiasmo por lo que le rodea. Aquello que no le interesa puede ser una situación u otra persona. Se trata de una desmotivación y un desgano general que se manifiesta a través de diferentes conductas y actitudes.

La persona apática suele presentar un desgaste o cansancio físico, desánimo y no manifiesta energía para realizar actividades. Lo que hace lo hace sin motivación, y además suele expresar su desinterés con gestos, actitudes o comentarios negativos y poco constructivos. Es habitual que la persona apática presente mal humor.

apatía

El desinterés puede ser respecto a algo cercano a la persona y que la afecta directamente, o puede tratarse de situaciones de alcance amplio, como noticias de su país. En ambos casos no muestra preocupación ni manifiesta opiniones sobre ello. Sencillamente todo le resulta indiferente y parece sumirse en su propio espacio donde nada lo puede tocar.

El término apatía suele utilizarse muchas veces en situaciones cotidianas como sinónimo de la pereza. Sin embargo existe una diferencia entre ambos conceptos. La pereza es un estado habitual de una persona que puede presentarse cuando manifiesta un desgano para realizar algo. Está asociada a la postergación de eso que debe realizar.

La pereza la presenta cualquier persona en cualquier momento de su vida y suele ser pasajera. Es incluso considerada un pecado capital y una forma de desperdicio del tiempo.

La apatía, a diferencia de la pereza, suele ser diagnosticada clínicamente. Puede ser producto de alguna enfermedad e implica un desgano y desinterés mucho más profundo. La misma puede requerir tratamientos como por ejemplo la creación de algo que motive a la persona. Música, terapia con aromas, actividades sociales, son algunas de las cuestiones que se consideran al momento de tratarla.

Causas de la apatía

Una de las causas más comunes de la apatía es la tristeza profunda o depresión. La persona que sufre depresión suele presentar un desgano permanente a realizar actividades. Así mismo no manifiesta interés por lo que le rodea como tampoco por probar cosas nuevas.

La rutina y el acto de repetir diariamente las mismas tareas, puede llevar a una persona a sentir rechazo hacia esas actividades diarias. De esta manera comienza a manifestar desmotivación por realizar su trabajo ya que le aburre o molesta. La apatía que nace de la rutina también está relacionada al estrés. Éste puede afectar el estado de ánimo de una persona y la sobrecarga de tareas conducirlo a un estado apático.

La mala alimentación puede generar también apatía. Una falta de nutrientes debido a una alimentación pobre, conlleva a una menor energía y por lo tanto a una falta de deseo por realizar tareas. En el otro extremo, una alimentación excesiva que conduzca por ejemplo a la obesidad, va a tener el mismo efecto. La persona con sobrepeso suele encontrar su propio cuerpo como obstáculo y luego su desgano general.

Sinónimos de apatía

desgano, desinterés, indiferencia

Antónimos de apatía

interés, apasionamiento, emoción