CPU

La sigla CPU sirve para referirse a uno de los componentes fundamentales de todo ordenador, encargado de realizar los diversos procesos que hacen al funcionamiento de éstos. Teléfonos móviles, gps, tabletas, televisores e incluso microondas y neveras vienen aprovisionados con una CPU que permite su funcionamiento. Aunque en español el orden correcto de la sigla sería UCP (Unidad Central de Procesamiento), generalmente se utiliza en el orden anglosajón.

La CPU es uno de los componentes físicos fundamentales de los ordenadores. Su función es recibir e interpretar las órdenes de los diversos programas y ejecutarlas (realizando operaciones lógicas y aritméticas y procurando optimizar el funcionamiento del dispositivo).

Para funcionar correctamente y aprovechar al máximo los recursos del aparato en el que se encuentra integrada, la CPU divide su trabajo en dos partes, cada una de ellas dedicada a una serie de procesos en particular:

    • ALU (unidad aritmético lógica): es la que se encarga de resolver todas las instrucciones relacionadas con cálculos, aprovechamiento de los diversos recursos del ordenador y resolver las operaciones lógicas y aritméticas.
    • CU (unidad de control): se encarga de establecer la conexión entre los diversos procesos y la memoria. Se encarga de decodificar y ejecutar las funciones vinculadas a lo que se muestra en pantalla y a la memoria y, en caso de necesitarlo, solicita ayuda a la unidad aritmético lógica para realizar acciones específicas que requieran de un procesamiento más complejo.

En sus orígenes, las CPU se diseñaban para formar parte de un determinado tipo de dispositivo, y aunque en la actualidad hay unos ciertos estándares y ya no se diseñan de forma personalizada, existen excepciones, como podemos verlo en las consolas de videojuegos, en las que se desarrollan piezas especialmente pensadas para un determinado equipo. De todas formas, incluso en estos casos, suele partirse de una CPU que responde a un determinado estándar o modelo sobre el que se realizan determinadas modificaciones.

CPU: breve repaso de su historia

John von Neumann fue el primero en pensar el funcionamiento de un ordenador como los que hoy conocemos (denominados, de programa almacenado). Su idea terminó de elaborarse en agosto de 1949 y derivó en un ordenador capaz de realizar un cantidad determinada de instrucciones.

Leer, decodificar, ejecutar y escribir. Estos son los pasos a seguir por las CPU que se basan en la arquitectura de Neumann. Esto significa que deben leer la instrucción que se les envía, analizarla a través de una decodificación programada, poner en marcha la orden y mostrar el resultado en pantalla. Esto muchas veces por segundo, en cada mínima cosa que le indiquemos con nuestra interacción.

Si bien las primeras CPU ocupaban mucho espacio y requerían una gran cantidad de energía eléctrica para funcionar, las cosas han cambiado bastante. Al día de hoy, y ya desde hace unas décadas, contamos con unidades de procesamiento muy pequeñitas, capaces de introducirse en finísimos dispositivos y con un poderío impresionante (y cada vez más). Pero aunque los tiempos cambien en la arquitectura de las computadoras, continúa siendo la CPU uno de sus componentes principales y, por lo tanto, imprescindible.

Sinónimos de CPU

procesador, microchip