Déjà vu

El neologismo déjà vu se construye de una voz francesa cuyo significado es ‘ya visto antes’, y se utiliza para expresar esa sensación que experimentamos al ver o vivir algo nuevo y tener la certeza que ya lo hemos visto o hecho con antelación.

El déjà vu entra en la categoría de paramnesias del reconocimiento, que son aquellas relacionadas con la memoria de lo que aún no conocemos y que se diferencian de las paramnesias del recuerdo, que son aquellas que se producen en nosotros cuando sentimos sensaciones que hemos experimentado realmente en el pasado.

Podría decirse que se trata de un fenómeno que todos los seres humanos experimentamos alguna vez en la vida, y de origen tan extraño que despierta muchísimo interés tanto en los científicos como en el resto de las personas.

En “El futuro de las ciencias psíquicas”, Émile Boirac trató el déjà vu, sensación que él mismo había experimentado y que había descubierto que era común entre muchas personas. Este libro es la primera constancia que se tiene de una explicación científica sobre el concepto. En él, publicado a mediados del siglo XIX, Boirac detalló las formas que puede reunir el déjà vu y acuñó así el término que dos siglos más tarde se volvería absolutamente popular.

Tipos de déjà vu

Existen diversos tipos de déjà vu, dependiendo de la forma en la que se manifieste esa experiencia. Éstos son:

  • Déjà Senti: cuando es algo que tenemos la certeza de haber sentido antes.
  • Déjà Vecu: cuando se trata de algo que creemos que ya hemos vivido.
  • Déjà Visité: cuando creemos que ya hemos estado en un lugar.

Sin embargo, para los científicos no es sencillo establecer las causas por las que se da este fenómeno, por lo que existen muchísimos puntos de vista, algunos rotundamente opuestos entre sí. No obstante, la explicación más difundida dice que tenemos una gran capacidad para recordar nuestro entorno pero no para establecer con precisión la configuración que tiene; por eso, cuando estamos frente a un espacio de similar distribución a uno que ya hemos visitado, tendemos a creer que es el mismo que ya conocíamos. Lo mismo nos ocurre frente a sensaciones y actos que ya hemos vivido.

En pocas palabras, podríamos decir que el déjà vu responde a una falta de precisión en la información que tiene nuestra memoria sobre las sensaciones, experiencias y lugares que hemos sentido, vivido y visitado.

De todas formas, esta explicación no termina de aclarar por qué esas sensaciones pueden ser tan intensas y, por eso, la mayoría de las personas prefiere decantarse por otras más ligadas al plano emocional o incluso, al esoterismo. De hecho, este tipo de experiencias son sumamente nombradas en entornos frecuentados por personas interesadas en lo arcano, lo misterioso y lo esotérico. Sea cual sea la explicación, seguramente todos hemos experimentado el déjà vu y continuaremos haciéndolo, y cada uno sabrá encontrarle la explicación que más le convenza.

Sinónimos de déjà vu

sueño trillado, suceso repetido, paramnesia

Antónimos de déjà vu

jamais vu, inesperado, suceso inédito, desconocido,