Ecosistema

Ecosistema es el nombre que recibe el conjunto de componentes bióticos y abióticos que ocupan un espacio determinado e interactúan entre ellos. Los componentes bióticos son aquellos que tienen vida como las plantas, los animales, los hongos, las bacterias y las algas. Mientras que los componentes abióticos, o sin vida, son por ejemplo el suelo, la humedad, el aire y la temperatura, entre otros.

El espacio físico en el cual existe un ecosistema y tienen lugar todos sus procesos, se denomina hábitat. Por otro lado el modo en que los diferentes seres vivos se relacionan con los componentes no vivos del ecosistema, se denomina nicho ecológico.

Hay dos tipos de ecosistemas: acuáticos, son aquellos que se desarrollan en el agua, y terrestres, que tienen lugar en la superficie. Los ecosistemas acuáticos se pueden dar en espacios pequeños como un lago o un charco, o en espacios mucho mayores como el mar, el océano. Los terrestres ocupan los diversos ambientes existentes en el planeta como la selva, los bosques, el desierto.

ecosistema

El ecosistema se caracteriza por la gran diversidad de especies.

Los ecosistemas funcionan mediante una red constante de intercambio de materia y energía entre los diferentes seres vivos. Dentro de los ecosistemas existen a su vez las llamadas cadenas alimentarias. Como si de eslabones se tratara, todos los seres vivos se conectan unos con otros para obtener  algo que los beneficie a la vez que brindan algo a otro ser vivo.

Las plantas, por ejemplo, mediante la captación de la energía solar y el consiguiente proceso de fotosíntesis, elaboran su propio alimento. Aquellos seres vivos que consumen las plantas, son a su vez alimento de otros seres vivos. Todos ellos al morir, constituyen una fuente de alimento y energía para hongos y bacterias que actúan en la descomposición.

Dentro de un ecosistema toda le energía está en continua transformación y se mantiene en un circuito que nunca deja de funcionar. Dicho equilibro de los ecosistemas, se ve en riesgo en la actualidad debido a la actividad humana.

Los ecosistemas se encuentran en riesgo debido a la mano del hombre y su equilibro natural se ve alterado de manera constante.

La acción del hombre afecta los ecosistemas de manera negativa. Algunas de las consecuencia de esto son la destrucción de los suelos, el agotamiento de recursos, la contaminación del suelo, el aire y el agua; la destrucción de hábitats y el desplazamiento de algunos seres vivos.

Tipos de relaciones en un ecosistema

Algunas de las relaciones en los ecosistemas son:

  • Competencia:  se presenta entre especies que consumen el mismo alimento. Cuando una de las dos especies cuenta con menores capacidades para competir por el alimento puede ser desplazada o en caso extremo llega a extinguirse.
  • Depredación: es una de las relaciones principales en un ecosistema, donde un ser vivo, el depredador, mata a otro, la presa; para poder vivir. Esta relación al igual que la competencia no es equilibrada, ya que uno se beneficia y el otro no.
  • Parasitismo:  en esta relación uno de los seres vivos afecta de manera negativa al otro, viviendo a costa de él.