Feminicidio

El feminicidio, según lo define la Real Academia Española, es un concepto que hace referencia al asesinato de una mujer cuando el detonante de dicho delito es su sexo. Se trata de un neologismo tomado del inglés que se ha afincado totalmente en nuestro idioma y que podría definirse como un crimen de odio. En muchos países ya se encuentra codificado a nivel penal, sin embargo las cifras respecto a este tipo de delitos continúan siendo alarmantes en todo el mundo.

El feminicidio puede hacer referencia tanto al homicidio de una mujer como al asesinato sistemático que sufre este grupo social. Se entiende, por lo tanto, que es un tipo de violencia machista que se manifiesta de forma individual o impulsada por un sistema legal deficiente, donde las mujeres no tienen los mismos derechos que los hombres, o no pueden hacer un uso real de dichos derechos.

Hilando más fino podemos decir que en aquellos países en los que la ley contempla el asesinato de las mujeres al nacer o no exige sistemas sanitarios eficientes para la atención del embarazo lo que deriva en el aumento de muertes de mujeres en el momento del parto, podemos encontrar dos ejemplos de feminicidio sistemático. Asimismo, en nuestras mismas ciudades muchas mujeres son asesinadas tan sólo por su condición sexual y, aunque estos asesinatos son cometidos contra ciertas mujeres en particular, también podrían considerarse feminicidios porque provienen de ese odio irracional contra el sexo femenino.

Cabe señalar que aunque en muchos países este tipo de crimen es condenado rotundamente, al no haber un cambio social lo suficientemente contundente en la mentalidad de los ciudadanos, estos actos violentos no se detienen y se consolidan a lo largo del tiempo, de generación en generación.

Algunas aclaraciones sobre el feminicidio

La violencia contra la mujer puede ejercerse mediante diversos comportamientos; a veces las agresiones son verbales o físicas pero sin llegar a la violencia extrema. Cuando esto ocurre, y la violencia se manifiesta a través del asesinato, se puede hablar de feminicidio.

Es importante señalar que no todos los casos de asesinatos a mujeres responden a esta calificación, para que esto ocurra es importante que el asesino cometa el delito movido por el odio irracional hacia ella por pertenecer al sexo femenino. También hay que aclarar que muchas veces el feminicidio es ejecutado por mujeres con un determinado desorden emocional que las lleva a convertirse en misóginas y a despegarse totalmente de su naturaleza y lastimar a una congénere. Sin embargo, la mayoría de los casos de feminicidio que se han registrado tienen como victimario a un individuo del sexo masculino.

Existen muchísimos proyectos que intentan defender los derechos de la mujer y denuncian la violencia machista que se manifiesta en feminicidios. El Observatorio Ciudadano de los Derechos de las Mujeres, en México es uno de ellos. Otro proyecto sumamente importante en la causa es el grito colectivo Ni una menos, que surgió en Argentina pero que ha traspasado las fronteras nacionales, convirtiéndose en un estandarte para el feminismo y la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres.