Madurez

El término madurez se define como el punto en el cual un objeto o persona llega a un estado de crecimiento o desarrollo avanzado. Se puede aplicar el término en tres casos diferentes: en la madurez de las frutas, en la madurez mental de una persona respecto a su forma de pensar y en la madurez etaria. En todos los casos se apunta a cierto crecimiento y nivel de desarrollo superior.

Cuando se habla de la madurez de las frutas se hace referencia al momento en el cual una fruta se ha desarrollado por completo y es más recomendable para ser consumida. Por ejemplo en el caso de una banana se dirá que ha madurado cuando ya no tiene color verde.

Respecto a la madurez mental, se suele utilizar el término en expresiones como: “Camila es una chica muy madura”. En estos casos lo que se quiere manifestar es que la persona tiene actitudes adultas y responsables.  No se trata de alguien con comportamientos infantiles, rebeldía o insensatez sino alguien inteligente y cuerdo.

madurez

La madurez mental es señal de inteligencia.

Una persona madura será, entonces, aquella capaz de aceptar críticas por ejemplo y de controlar su manera de actuar. Es alguien que evita arrebatos y malos tratos, que controla su temperamento y saber actuar como corresponde.

Finalmente se utiliza el termino también para hablar de la edad de las personas y referirse a aquellas que han alcanzado la adultez de manera sana y plena, pero sin llegar a un a la ancianidad. Personas que se han desarrollado completamente tanto física como sexualmente.

Una persona que vive plenamente su madurez es aquella que sabe reconocer los defectos en los demás pero no priorizarlos por sobre las virtudes, sabe reflexionar y hablar de manera tranquila, respeta las opiniones ajenas y no otorga importancia a las cosas que no lo merecen.

Cuando se trata de la personalidad y comportamientos de un sujeto se habla en la psicología de madurez emocional. En cambio si el termino apela al desarrollo físico de una persona entonces se trata de la madurez biológica. Una persona puede ser madura biológicamente pero inmadura emocionalmente.

Madurez e inmadurez emocional

Se suele decir que una persona es inmadura emocionalmente cuando muestra actitudes y comportamientos que no son propios de la edad. En los adolescente es muy común que se aplique este término, ya que suelen manifestar conflictos emocionales y actitudes muy poco adultas.

Por ello se suele decir que ciertos jóvenes e incluso muchos adultos son personas inmaduras. Las personas dependientes de otras, con actitudes negativas, con baja autoestima o que conceden demasiado importancia  a las opiniones ajenas, suelen considerarse a veces inmaduras.

La sinceridad, la confianza en otros y en uno mismo, la paciencia, el respeto y la generosidad son consideradas señales de madurez emocional en una persona. Se trata de cuestiones que apuntan a la actitud y a la personalidad de alguien y no a su edad precisamente.

Sinónimos de madurez

desarrollo, juicio, experiencia

Antónimos de madurez

irreflexión, insensatez