Narcisismo

El narcisismo es la apreciación o amor que siente una persona por sí misma, de manera exagerada. El término procede de un famoso y antiguo mito griego. Éste contaba la existencia de Narciso, un joven muy hermoso que se enamora de sí mismo al ver su propio reflejo en el agua. A pesar de tener muchas pretendientes, no acepta a ninguna.

Si bien hay ciertos estudios que afirman la necesidad de un narcisismo medido y justo para valorar las cualidades propias, lo cierto es que si esta valoración se excede o resulta exagerada, no constituye algo sano para la persona. Es algo negativo e incluso destructivo para la personalidad.

Así mismo en la psiquiatría se hace mención del narcisismo patológico. El mismo alude a una necesidad de valoración continua por parte de los demás, así como a un exceso de valoración de la propia importancia. Por otro lado esta patología suele ocultar una muy baja autoestima. Ya que, aunque resulte contradictorio, suelen ser las personas inseguras de sí mismas las que mas atención reclaman.

El narcisismo está asociado al egoísmo y el egocentrismo. Las personas narcisistas no dan mayor importancia a los problemas o cuestiones que no le atañen. Además buscan siempre resaltar sus virtudes y cualidades, ocultando los defectos bajo imágenes que pretender ser fuertes e inquebrantables.

Es habitual que se presente el narcisismo en grupos sociales o etarios, como es el caso de los adolescentes. En esa edad se le da una gran importancia a la apariencia y la estética, mas que a cualquier otra cosa. Los jóvenes suelen compartir códigos y pensamientos comunes para resaltar por sobre otros grupos y ser considerados mejores que otros.

La estética y el concepto de belleza está muy asociado al narcisismo. Si bien en ocasiones ese exagerado amor propio se traduce a un alarde permanente de las cualidades y capacidades, en otras ocasiones todo queda reducido a la apariencia física. El concepto de belleza y el considerarse una persona bella de manera prepotente, puede resultar una actitud narcisista.

Características de la persona narcisista

La persona narcisista se caracteriza por ser en realidad alguien vulnerable, con dificultad para aceptar críticas y carencia de afecto. Además de su exagerado amor propio, busca continuamente que reconozcan su belleza o virtudes. Y puede caer en la tristeza si no recibe, por ejemplo, aquellos halagos que espera o que cree merecer.

Por otro lado existe una alteración en el modo en que se percibe. No encuentra fácil identificarse con otros o empatizar y ésto aumenta su tendencia a la soledad. Sin embargo el narcisista puede estar rodeado de personas que atrae con su propio alarde o que tienen la misma forma de pensar.

El narcisista tampoco acepta las críticas y busca una continua admiración. Por ello suelen darle excesiva importancia a la apariencia física. Se centra en la vestimenta, en el cuerpo y busca exhibirlo o mostrarlo de la mejor manera, realizando por ejemplo, mucha actividad física.

Sinónimos de narcisismo

egolatría, egocentrismo, vanidad

Antónimos de narcisismo

sencillez, humildad