Remitente

Remitir es un verbo que significa mandar algo a otra persona. El sustantivo, vinculado a dicho verbo es remitente que sirve para referirse a alguien que efectúa un envío. Y aunque hasta hace relativamente se utilizaba exclusivamente en el contexto del envío postal también sirve para referirse a los envíos que se realizan a través de los medios digitales.

Generalmente el término remitente se utiliza para referirse a la emisión de cartas o paquetes en formato físico a través de un servicio de correo postal. No obstante, de un tiempo a esta parte este significado ha sido modificado por la gran importancia que han adquirido los métodos de comunicación electrónicos; al día de hoy, por lo tanto, también se le puede denominar remitente a aquel que envía un e-mail o una notificación a través de las redes sociales, correo electrónico u otros medios de comunicación similares.

Cuando se envía un paquete entran en juego dos partes: el que lo recibe (destinatario) y el que lo envía (remitente). En ambos casos puede tratarse de una persona, empresa o institución así como también puede variar el tipo de envío, que puede contener misivas, documentos, paquetes, objetos o dinero. Siempre en este tipo de transacciones existe un remitente, que será responsable de que la empresa contratada para llevar a destino dicha correspondencia lo haga de forma eficiente. En los casos más delicados se utilizan métodos más seguros (paquete certificado) que permite al remitente tener un número de seguimiento para saber en qué situación se encuentra su pedido. El otro tipo de envío más común se denomina ‘paquete ordinario’.

Al preparar una carta para enviar por correo es importante tener presente que generalmente el nombre y la dirección del remitente se colocan en el reverso del sobre o paquete o en la esquina superior izquierda del frente. En el caso de que no lo escribamos correctamente, en la oficina de correos podrían exigirnos rehacer el sobre, así que es importante que cumplamos con este requisito para evitarnos dolores de cabeza.

Si bien decíamos que el término se encuentra vinculado con el envío por correspondencia de paquetes o cartas, es importante tener presente que remitente es un concepto más amplio que sirve para denominar a todo aquel que hace llegar un mensaje a otra persona. De este modo, cada vez que enviamos un correo o un mensaje cualquiera a otra persona estamos siendo remitentes. El remitente es, por lo tanto, aquel encargado de transmitir un mensaje y todos lo somos varias veces al día en diversas situaciones y ante distintas personas.

Por último, en el argot de la medicina el término adquiere un nuevo matiz. Cuando los síntomas de una enfermedad ceden de forma prolongada se dice que se encuentran remitentes. El mismo nombre recibe la fiebre provocada por ciertas enfermedades virales o por la tuberculosis, que se caracterizan por temperaturas superiores al grado centígrado.

Sinónimos de remitente

emisor, transmisor

Antónimos de remitente

destinatario, aceptante, receptor