Repostería

El diccionario de la RAE define como repostería el oficio y arte del repostero. También en otra acepción alude a los establecimientos donde se crean y venden dulces y a una despensa pequeña que sirve para guardar las provisiones de una casa, generalmente los dulces y bebidas. A continuación intentaremos abordar el concepto de la forma más amplia posible.

La repostería en occidente no vio la luz hasta bien entrado nuestro milenio. En la antigüedad, antes del descubrimiento del azúcar, la base de la repostería era la miel de abeja. Fue recién durante la era de la Antigua Roma cuando se comenzaron a emplear otros ingredientes para endulzar las pastas, tales como el vino meloso y cuando se incorporaron los huevos mezclados con miel para conseguir un sabor dulce en la bollería, que todavía por supuesto estaba en sus primeros llantos.

En Oriente, sin embargo, hace más de 8000 años que utilizan la caña de azúcar para endulzar sus platos y preparar numerosísimas recetas dulces diferentes. Ya todos conocemos lo deliciosos que son los dulces árabes hechos con frutos secos y azúcar; pues, datan de tiempos tan antiguos, y es posible que su sabor tenga un poco que ver con la exquisita historia que rodea la cultura árabe y que tanto nos ha legado.

Cuando los conquistadores europeos acortaron la distancia entre el viejo y el Nuevo Mundo, las posibilidades se ampliaron. La caña de azúcar, ya cultivada desde hacía siglos en América y el cacao abrieron un mundo nuevo para los europeos, que exportaron estos productos y comenzaron a utilizarlos en sus preparaciones. Desde entonces los dulces forman parte de nuestra vida y se han convertido en perfectos compañeros para nuestras celebraciones y reuniones de amigos.

Sustitutos utilizados en la repostería vegana

Desde hace unos años también se está desarrollando y cada vez con mayor repercusión un tipo de repostería que busca colaborar con nuestra salud y con la del planeta, la repostería vegana.

Consiste en la elaboración de dulces sin utilizar ingredientes de origen animal.

A continuación te contamos de qué forma se las han ingeniado los reposteros veganos para sustituir algunos de los ingredientes fundamentales de la repostería tradicional.

Un plátano madura machucado, un pote de yogur de soja o de vainilla, unas cucharadas de semillas de lino molidas o una mezcla de frutas hechas puré pueden ser perfectos sustitutos para los huevos. Además, existe un producto artificial que se llama ‘sustituto de huevo’ que consiste en un polvo que debe hidratarse siguiendo una serie de pasos y que también puede ser idóneo para la pastelería ecológica.

La leche de almendra, por su parte, puede ser un sustituto perfecto para la leche de origen animal, al igual que otras variedades de origen vegetal, como la leche de soja, de avena y de quinoa. En lo que respecta a la crema de leche, existe una opción vegana que se produce de forma artificial, pero también puede conseguirse mezclando tofu con leche de coco, consiguiendo una consistencia impresionante.

Sinónimos de repostería

confitería, pastelería, bollería