Antisocial

El término antisocial se emplea para definir a todo aquello que va en contra de las normas sociales y lo establecido por la sociedad. El concepto se aplica a las personas, o a un acto concreto que resulta antisocial. Puede consistir en simples actitudes o tratarse de algo más complejo y pasar a ser un trastorno psicológico.

Lo social es aquello que atañe a la sociedad y se ajusta a ella, por ende lo antisocial es lo contrario e implica una alteración respecto a lo normal o esperado. Representa un desequilibro en el funcionamiento normal de un grupo de personas.

Antisocial

Quienes actúan con comportamientos antisociales, lo hacen siendo conscientes de que no está correcto. No tienen consideración por el resto de los individuos y por el modo en que puedan afectarlos. Se mueven por sus propios intereses y su tendencia a salir del esquema social aceptable.

Las famosas rebeliones sociales o marchas que se llevan a cabo en lugares públicos en protesta a cierta cuestiones, pueden considerarse antisociales. Constituyen, muchas veces, una ruptura del orden normal y manifiestan una actitud de inconsciencia y falta de respeto.

El concepto antisocial puede manifestarte de diferentes maneras. Por un lado con actitudes, como el modo de hablar y dirigirse a otras personas. Como así también por las decisiones que se toman. La vestimenta y la apariencia física es también considerada mucha veces un sinónimo de antisocial.

Es habitual que se aplique este concepto a los adolescentes. Especialmente cuando tienen actitudes que demuestran claramente su deseo de romper los moldes establecidos y hacerse notar por ello.

Características de una persona antisocial

Es muy habitual el uso de este término en las personas para hacer referencia a aquellos sujetos que presentan una actitud que no se corresponde a lo esperado para una persona que vive en sociedad.

El hecho de estar inmerso en una sociedad, impone al ser humano el vivir bajo ciertos estándares y comportamientos. Existen actitudes que se considera correctas o normales para la relación con otros, y cuando alguien no se ajusta a ellas puede ser considerado antisocial.

Una persona antisocial es aquella a la que le molesta o le resulta incómodo relacionarse con otros, especialmente con grupos grandes de personas. El hecho de tener que hacerlo puede generarle incordio, tristeza e incluso nervios o estrés. Por ello el sujeto antisocial rehuye a los eventos o reuniones que impliquen grandes masas de personas.

Una cualidad muy común en alguien antisocial es la tendencia a encerrarse en sí mismo, no salir demasiado de su casa o lugar donde vive, no participar en eventos sociales. Además suele ser una persona tímida, introvertida y que busca pasar desapercibida. Por ello no es alguien con muchas amistades, y se relaciona más que nada con sus familiares y allegados.

El rechazo a relacionarse con otros puede manifestarse incluso en el cuerpo por su postura y su manera de hablar. Así mismo puede tener actitudes negativas e incluso tender a criticar a quienes le rodean. 

Sinónimos de antisocial

antipático

Antónimos de antisocial

social, amigable, simpático