Apnea del sueño

La apnea del sueño es problema que padecen muchas personas al dormir. Se define como el momento en el cual el flujo de oxígeno hacia los pulmones se detiene. El tiempo que suele durar ese cese es de diez segundos. Formalmente se lo denomina Síndrome de apnea obstructora del sueño y resulta un verdadero problema cuando se presenta muchas veces seguidas.

Para que una persona sea detectada con apnea se considera que han de producirse treinta ceses en el flujo de aire. Una de las señales que demuestra la existencia de esta dificultad, es el hecho de que la persona se despierta sobresaltada por la falta de oxígeno.

El sueño es algo fundamental para el ser humano. No solo es necesario para el descanso y recuperación del cuerpo, también resulta imprescindible para descansar la mente. Cuando el ser humano duerme no se encuentra totalmente inactivo, sino que su cuerpo y su mente sigue trabajando y se prepara para el día siguiente.

apnea del sueñoLa apnea del sueño es común en hombres adultos.

Cuando una persona padece trastornos como la apnea del sueño, el simple hecho de descansar puede transformarse en un verdadero problema. Al no poder recuperar las energías gastadas en el día, correctamente, la persona sufre de agotamiento, irritabilidad y estrés, entre otras cosas. 

Existen tres tipos de apneas del sueño. Una de ellas es la apnea obstructiva. En este caso las vías respiratorias se ven obstruidas por un movimiento de la garganta que impide el paso del aire. Quien padece esta apnea suele despertarse con frecuencia. Sin embargo, muchas veces, no registra esas interrupciones del sueño.

Otro tipo de apnea es la apnea central del sueño. En este caso el cese en el flujo de oxígeno se produce porque el cerebro no manda las señales necesarias a los órganos encargados de la respiración. Por ello aunque las vías están libres no circula aire por ellas. Este tipo de apnea se recuerda generalmente al despertar.

La apnea es más común en los hombres adultos con obesidad y en las mujeres que ya atravesaron la menopausia.

Por último se encuentra la apnea mixta. Consiste en una combinación de las otras dos. Generalmente la apnea comienza siendo central, a causa del cerebro, y luego se convierte en una obstructiva.

Factores de riesgo la apnea del sueño

Hay ciertos elementos que pueden hacer que una persona sea más propensa a sufrir este trastorno. Uno de los más comunes es la obesidad. El exceso de grasa, especialmente en la zona del cuello, hace que las vías respiratorias se obstruyan más fácilmente.

Un tamaño de amígdalas mayor a lo normal también puede derivar en una apnea. En estos casos lo común es que se realicen cirugías. Así mismo existen otros factores como el sexo de la persona y la edad. Los hombres mayores de cuarenta años son más propensos a sufrir apneas en el sueño.

El consumo de sustancias que relajan los músculos de la boca, como el acohol o los sedantes, también favorece la aparición de apneas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *