Atrapasueños

Un atrapasueños o atrapa-sueños es un objeto que proviene del pueblo Ojibwa, uno de los tantos grupos nativos originarios que habitan en Estados Unidos. En esa lengua se lo llama asabikeshiinh, cuyo significado es “araña”, o también recibe el nombre de bawaajige nagwaagan, que, traducido a nuestra lengua significa “trampa o cepo de sueños”. En la lengua de la tribu de los Lakota, se lo denomina iháŋbla gmunka.

La palabra atrapasueños, en si misma, proviene del idioma inglés, ya que se lo  denomina “dreamcatcher” o “dream catcher” lo cual se puede traducir también como cazador de sueños.

AtrapasueñosLos atrapasueños son una tradición proveniente del pueblo Ojibwa.

Descripción del atrapasueños

Este ornamento está conformado por un aro de forma circular en el que se teje una especie de red que imita a las de las telarañas. Se decora con cuentas de colores y plumas y se coloca en la cabecera de las camas.
Muchas personas piensan que los atrapasueños tienen poderes y los utilizan como un talismán para su propia protección. Los nativos americanos afirman que tienen la capacidad de filtrar los sueños atrapando las pesadillas y dejando pasar solo las imágenes agradables. Los malos sueños quedan cautivos allí hasta que llega el amanecer y desaparecen con la luz del día.

En el caso de los Lakota, el proceso es en sentido contrario, pues las pesadillas son las que pasan y los sueños buenos quedan allí atrapados hasta que se deslizan por las plumas hacia abajo, donde duerme la persona.

Origen de los atrapasueños

Estos adminículos en un principio eran confeccionados a mano por integrantes de la tribu Ojibwa y se basan en una antigua leyenda. Estaban fabricados en una vara de sauce de forma circular de unos 9 o 10 centímetros de diámetro y dentro se tejían redes que imitaban las telas de las arañas que estaba compuesta por cuerdas, hilos de fibra de ortiga y nervios de animales. Los hilos solían ser de color rojo. Siempre se colocaban sobre la cama de los más pequeños para evitar que tengan malos sueños.

Le leyenda de los atrapa sueños

Cuenta la leyenda que un mujer llamada Asibikaash tenia la tarea de proteger a los niños de todos los males. Lo hacia tejiendo una fina red que atrapaba los malos pensamientos y los dejaba allí hasta que la luz del día los desvanecía. Con el paso del tiempo las tribus se comenzaron dispersar por todo el continente y la historia de los atrapa sueños se extendió

Con el paso del tiempo, los atrapa sueños comenzaron a extenderse a otras tribus indígenas norteamericanas hasta que fueron parte del comercio y, para las tribus, perdieron su magia.

Hoy en día se fabrican con materiales sintéticos y se comercializan alrededor del mundo. En muchos lugares forman parte importante de la decoración e inclusive muchas personas los coleccionan como parte de un hobbie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *