Bioquímica

La bioquímica es una rama de las ciencias que se encarga del estudio de la composición química de los organismos vivos. Se preocupa por conocer el proceso de sintetización, absorción y regulación de las diversas propiedades de los alimentos: proteínas, lípidos, carbohidratos y ácidos grasos.

El término bioquímica fue acuñado por el científico Wilhelm Heinrich Schüssler a finales del SXIX y significó un avance primordial en los conocimientos de la química y la biología.

Representado por los términos ‘bio’ (vida) y ‘química’ (estudio de los elementos), la bioquímica hace referencia a los procedimientos que se desarrollan en los organismos de forma natural. Al día de hoy, sin embargo la ciencia se ha ampliado mucho y ya no sólo se dedica a la investigación de tratamientos homeopáticos sino también alopáticos.

Bioquímica

Aunque se considera que la bioquímica pertenece al grupo de las ciencias experimentales, gracias a ella se han hecho numerosos avances científicos en el área de la salud y la calidad de vida. Por eso se ha convertido en un eslabón fundamental para el desarrollo de la biotecnología y la biomedicina.

Bioquimico/a es el nombre que recibe aquel que se dedica al estudio de esta materia. Algunos de los profesionales que han hecho historia en esta ciencia son Louis Pasteur (descubrió los procesos de fermentación), Wilhelm Kühne (acuñó el concepto de enzima), Mijaíl Tswett (hizo grandes avances en la separación de pigmentos, cromatografía) y Alexander Fleming (desarrolló la penicilina).

Las sales de Schüssler y la bioquímica

Partiendo de las teorías del fundador de la homeopatía, el Dr. Samuel Hahnemann, el también homeópata Schüssler, desarrolló un estudio que se fundamenta en las 12 sales que residen en nuestro cuerpo de forma natural, tomadas de los alimentos ingeridos, y sus posibles implicaciones en tratamientos terapéuticos.

Su investigación se complementa con la certeza de que los desequilibrios en el organismo responden a una mala distribución de los componentes inorgánicos en el cuerpo, lo que da origen a una enfermedad. Siguiendo en esta línea, según este especialista a partir de las 12 sales es posible elaborar remedios que ayuden a combatir determinadas dolencias. Así, dependiendo de la enfermedad que se padezca, se puede tomar una u otra sal, o incluso combinar varias para obtener mejores resultados. Pueden ser sumamente eficientes para estimular el normal funcionamiento del organismo y también para corregir ciertos trastornos.

Al día de hoy muchos homeópatas trabajan con este tipo de tratamientos y los resultados son sumamente eficientes. En el ámbito de la bioquímica, sin embargo, existe una división pronunciada entre los investigadores que apuestan por la farmacología artificial y quienes prefieren decantarse por la investigación de soluciones naturales. Sea como sea, los resultados de las terapias homeopáticas han dado excelentes resultados desde tiempos antiquísimos.