Cadena alimenticia

La cadena alimenticia es la forma de enseñar las relaciones de los animales en lo referido a la alimentación, en concreto de los productores, consumidores y aquellos que descomponen. Otro nombre para esta es la cadena trófica e indica como se nutren los seres vivos. Suele tener cuatro eslabones.

La cadena inicia con la fotosíntesis, el cual es un proceso que realizan algunas plantas para convertir lo inorgánico en orgánico, gracias a la luz solar. Es decir, a través de la fotosíntesis comienza la cadena y por eso estas plantas llevan el nombre de productores. Se los conoce, también, como autótrofos.

A los productores les sigue los animales que se alimentan de ellos, llamados consumidores primarios. Son seres vivos herbívoros, como por ejemplo un insecto, y se consideran que son los primarios porque se alimentan de los productores, las plantas. Entre ellos podríamos destacar, por ejemplo, a las vacas o las ovejas. A su ves, estos seres son el alimento de los consumidores secundarios, los cuales son carnívoros.

cadena alimenticiaEl león forma parte del segundo eslabón de la cadena.

Los carnívoros, como por ejemplo el león, obtienen la energía necesaria para vivir gracias a la caza de los consumidores primarios. La forma del cuerpo de estos predadores está preparada para perseguir y alimentarse de los herbívoros: tienen garras afiladas y mucha velocidad. Algunos ejemplos son la lechuza, que aparte de lo anterior puede ver bien en la oscuridad, o un puma.

A los predadores los continúan los consumidores terciarios, quienes se alimentan de los anteriores. Aquí se encuentran los animales que son superiores a todos lo demás del ecosistema, como es el caso de las hienas o los tiburones. A veces se los denomina superdepredadores y pueden ser carnívoros u omnívoros. Los seres humanos se encuentran dentro de este eslabón.

La cadena termina con las bacterias, cuyo trabajo es descomponer los desechos tanto de los animales como de las platas. Así, generan materia inorgánica para que las plantas pueden realizar su fotosíntesis y comenzar la cadena nuevamente. Por lo tanto, son cinco eslabones los que componen la cadena alimenticia: autótrofos, consumidores primarios, secundarios, terciarios y las bacterias.

En la cadena trófica, los seres que la componen son de gran importancia. Sin un eslabón se corta, quienes continúan perderían su alimento y los animales anteriores ya no serían cazados, por lo que se generaría una superpoblación. Por este motivo, es realmente importante que el ser humano no tale árboles ni arruine ecosistemas, ya que se vería afectada la cadena trófica y con eso, la alimentación de todos los animales existentes.

Ejemplos de cadena trófica

A cada eslabón que compone a la cadena alimenticia se lo llama nivel trófico y determinan cual es la relación de un animal con otro. Es un ciclo que se retroalimenta, ya que cuando un depredador muere, sirve como materia inorgánica para las plantas, luego de que un carroñero los despedace.

Un ejemplo es el conejo. Este se alimenta de plantas y son depredados por los carnívoros, como es el caso de un puma. Al morir, estos últimos sirven de alimento para las aves carroñeras. Otro ejemplo es el zooplancton, que sirve de alimento para las ballenas, las cuales son depredadas por el hombre para su consumición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *