Carbohidratos

Se llama carbohidratos a los alimentos que se constituyen a partir de una molécula de oxígeno, otra de hidrógeno y otra de carbono. Se trata de bimoléculas y se caracterizan por constituir una gran fuente de energía para los seres vivos, el hombre en particular. Gracias a estos compuesto es posible conservar la energía y mantenerla en el cuerpo para las actividades cerebrales.

Es común asociar los carbohidratos a la actividad física. Puesto que se trata de alimentos que aportan calorías al organismo, su consumo es común en las personas que realizan muchos deportes. Al quemar mucha grasa con la actividad física necesitan recuperar esa energía de alguna manera, y los carbohidratos son perfectos para esto.

Los carbohidratos empezaron a llamarse de esta manera en el siglo XIX. Muchas veces se los llama también glúcidos y se caracterizan por los enlaces covalentes que los forman. La energía que aportan los carbohidratos al organismo puede ser almacenada para usos posteriores o ser quemada, o gastada, en el mismo momento.

carbohidratosLos carbohidratos en exceso pueden ser perjudiciales

Aunque los carbohidratos son una importante fuente de energía, si se consumen en abundancia y no se equilibran con otros alimentos como las verduras, pueden ser perjudiciales. La tendencia que suele darse es que las personas que consumen mucho de ese compuesto engordan y pueden sufrir problemas de corazón, por ejemplo.

El factor perjudicial de los hidrocarburos radica en que estos no sean quemados como corresponde. Cuando los carbohidratos se almacenan en el cuerpo de manera constante y no se realizan actividades que gasten esa energía acumulada, estos pasan a formar grasa que se convierte en algo perjudicial para el cuerpo.

Las personas que deben realizar dieta por cuestiones de salud suelen tener prohibido el consumo de alimentos con carbohidratos, precisamente por dicho factor. Las pastas, los postres y los dulces en general tienen un gran nivel de carbohidratos.

Hay carbohidratos que constituyen parte de la estructura celular, en ello radica su importancia además del gran valor de energía que significan para el ser humano.

Debido a que estos compuestos suelen estar presentes en los alimentos dulces o que generan más apetito, no son recomendables en general. Aunque son necesarios para el organismo, se aconseja no consumir más 200 o 300 gramos de carbohidratos al día, de acuerdo al peso de cada persona y la edad.

Tipos de carbohidratos

Los carbohidratos se pueden separar en diferentes grupos.

  • Los monosacáridos: estos se forman por una sola molécula y constituyen la forma más sencilla de los glúcidos.
  • Los disacáridos: estos carbohidratos se forman a partir de dos monosacáridos y es aquí donde se ubican los carbohidratos más habituales de hallar de forma natural, como el azúcar.
  • Los oligosacáridos: estos compuestos pueden tener desde tres hasta nueve moléculas que los forman.
  • Los polisacáridos: en este caso el compuesto se forma a partir de más de diez monosacáridos y se caracterizan por tener una forma ramificada, un ejemplo es el almidón.