Cinismo

La palabra cinismo proviene del latín cynismus, pero su origen se remonta a la antigua Grecia. Es un vocablo que hace referencia a la imprudencia y a la falta de vergüenza al momento de defender acciones repudiables o mentiras que son más que obvias.

El término cinismo es empleado como sinónimo de hipocresía y ser asociado con personajes públicos como los políticos en general, sobre todo cuando se refieren a las obras (muchas veces inexistentes) que realizó un determinado partido durante su gestión.

cinismoEl cinismo puede ser considerado como un sinónimo de falsedad.

La historia del cinismo

Los discípulos de Sócrates durante el siglo IV a.c. crearon la Escuela Cínica. La denominación de esta palabra surgió como un adjetivo  de descalificación al modo de vivir de las personas con dinero, pues los cínicos odiaban los bienes materiales y las riquezas. Tanto Aristóteles como Diógenes de Sinope fueron los principales filósofos que surgieron de esta escuela la cual consideraba que la civilización era un mal que perjudicaba al propio hombre, el cual tendría que vivir en armonía con la naturaleza dejando de lado los avances de la civilización.

Se conocen otros representantes de la Escuela Cínica entre los que se encuentra el filósofo griego Diógenes Laercio el cual realizó una gran cantidad de trabajos sobre esta corriente de pensamiento. Uno de sus escritos más conocidos se denomina “Escuela Cínica”. Allí nos muestra en detalle cuales son, para él, los principales representantes del cinismo. Dentro del libro se pueden encontrar las biografías y anécdotas de muchos filósofos pertenecientes a esta corriente del pensamiento como Metrocles, Grates, Menupo e Hiparquía.

El cinismo afirmaba que tanto la sabiduría como la libertad espiritual eran los caminos más seguros para alcanzar la felicidad. También despreciaban todo aquello que tenía que ver con lo material llegando a eliminar de su vida aquellas cosas que les daban placer para evitar convertirse en los esclavos de dichos bienes. El modelo a seguir por los participantes de la Escuela Cínica eran los perros domésticos ya que admiraban su simplicidad.

Cambios en su concepción

Con el paso del tiempo, el concepto de la palabra cinismo fue cambiando hasta llegar a la concepción que tenemos hoy en día. En la actualidad, este vocablo es asociado con el sarcasmo, la burla y la ironía, es decir que es todo lo contrario a lo que pensaban los antiguos filósofos griegos. Actuar en forma cínica está vinculado a ser sarcástico y a decir las cosas de manera irónica o en tono de burla.

Ejemplos de uso de cinismo

“El cinismo del presidente es terrible ya que habla de incrementar los impuestos cuando se perdieron 10.000 fuentes de trabajo”.
“No me hables de esa manera, no utilices el cinismo”.
“El cinismo de muchos adolescentes merece ser observado por sus padres para encontrar una solución”.

Sinónimos de cinismo

impudicia, impudencia, impudor, desvergüenza, procacidad, descaro, desfachatez

Antónimos de cinismo

vergüenza, reverencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *