Círculo vicioso

El círculo vicioso es una especie de encrucijada en la que caen los seres humanos cuando están en un callejón sin salida y donde no encuentran la solución al problema. Cualquier escollo que encuentren, los va a remitir a la misma salida. Esto significa que quien lo padezca, no va a encontrar un camino distinto y va a “andar en círculos” o sea que va a repetir la misma historia.

El círculo vicioso es la representación gráfica de una metáfora que muestra una esfera cíclica donde las situaciones se vuelven a repetir una y otra vez.

Círculo viciosoEs difícil salir de un círculo vicioso a menos que cambiemos la estrategia.

Características del círculo vicioso

Un círculo vicioso se produce cuando un individuo incurre una y otra vez en la misma falacia para solucionar un problema pero no lo logra y vuelve siempre al punto de partida. Si dicha situación requiere un cambio, es importante lograr salir de ella lo más pronto posible. Sin embargo, hacer esto requiere de mucha fuerza de voluntad y, en ocasiones, esto no se logra tan fácilmente. Por fortuna, con constancia y tenacidad, esto se puede lograr. Se requiere de mucha valentía y de ganas de salir de la zona de confort, pues muchas veces no salimos del círculo vicioso por comodidad, aunque la mayoría de las veces se debe a un gran temor o inconstancia.

El círculo vicioso también puede ser parte de nuestra rutina de todos los días aunque, claro está, solo aplica a cosas negativas. Estar dentro, no es algo positivo como muchos piensan de manera errónea.

Es importante tener en cuenta que no se debe alimentar ninguna situación que genere la aparición de un nuevo círculo vicioso. Tampoco es aconsejable mantenerse pasivo o inerte al estar allí ya que esto impedirá mejorar los hechos para poder salir de allí.

Para salir de allí, es importante entender cuál es el problema que nos lleva a estar en él. Una vez que lo entendemos, resulta mucho más fácil saber cuál es el camino a seguir para romper esa rutina tan negativa que, en ocasiones, nos hace mucho daño y en otras resulta ser tan solo contraproducente y nos atrasa en las tareas diarias.

Qué nos impide salir del círculo vicioso

La respuesta es muy sencilla: los pensamientos negativos. Decir “esto es muy difícil” o “no estoy preparado para esto” e inclusive “nunca sé que hacer en estos casos” puede ser la manera de evitar salir de los círculos viciosos que nosotros mismos sembramos en nuestra la mente. La frase “mágica” por así decirlo que nos permitirá salir de él, la podemos resumir en 10 palabras: “me siento capaz de lograr un cambio en mi vida”.

Ejemplos de círculo vicioso

Quiero adelgazar, hago dieta, lo logro y vuelvo a comer en demasía y engordo.

Quiero que mi cabello esté corto, voy al salón de belleza, logro el estilo que siempre soñé, pero al poco tiempo el cabello vuelve a crecer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *