Civismo

La palabra civismo deriva del latin civis, cuyo significado es ciudadano y del término civitas, que significa ciudad. Son las normas que las personas deben seguir, en relación al comportamiento de las mismas, para convivir en una mejor sociedad. Son reglas que rigen las actividades de los individuos .

Para que el civismo se haga presente en la sociedad, es importante que el individuo viva en sociedad y sea parte de una comunidad. Gracias a la unión del individuo y la comunidad es que existe el civismo. Es necesario vivir en sociedad para que las reglas se cumplan y sepan como comportarse de la mejor manera.

La idea del civismo es que los individuos que conviven en una sociedad se respeten mutuamente, al igual que al medio que lo rodea ya sea la naturaleza, los árboles, o los espacios públicos, como una plaza. Las personas que poseen un gran civismo son aquellas que fueron educados de una manera convencional.

civismoEl civismo se refiere al cumplimiento de las reglas en una sociedad.

La idea del civismo en una sociedad se crea en la Revolución Francesa, en relación a las transformaciones sociales. Si bien todas las reglas del civismo tienen que ver con una mejor convivencia en sociedad para todos, según cada lugar en el que se encuentra la persona estas cambian. Es decir, no en todas las sociedades se aplican las mismas reglas.

Lo más importante para el civismo es la educación y el respeto entre pares. Según las diferentes culturas son distintas las normas que conforman el civismo, aunque todas apuntan al mismo concepto: una mejor convivencia en sociedad y en la nación entre las personas.

La familia es la primera forma de civismo que conoce un individuo. Es allí donde, desde pequeños, se les inculca el valor del respeto de la enseñanza. La familia es el lugar de mayor aprendizaje que tiene una persona. Si desde el nacimiento y a medida que el niño crece se le enseña a respetar, cuando sea mayor será una gran cívico.

Una persona se dice que es cívica cuando se rige por las normas del civismo. Por lo tanto, cada individuo que conforma una sociedad regida por el civismo y que cumple con las leyes del respeto y de educación es una persona cívica. Igualmente, hay situaciones donde, por más que la persona sea cívica, no se cumplen las leyes.

Más características del civismo

El civismo son las reglas que rigen una buena convivencia en sociedad. Cuando una persona las quebranta, se dice que está transgrediendo las pautas, lo que genera que no se pueda seguir en una comunidad. Por ejemplo, seguir los colores del semáforo es una buena forma de respetar al prójimo. Cuando un auto circula y no cede el paso cuando debería, no está respetando para una buena convivencia.

Otro ejemplo puede ser el respeto que se debe tener en los espacios públicos, como no fumar en los lugares cerrados o levantar los desechos que se generan. Tirar la basura en el horario que corresponde también son formas de hacer cumplir el civismo.

Sinónimos de civismo

educación, altruismo, ciudadanía, civilidad, cortesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *