Cliente

Una persona se convierte en cliente cuando realiza una compra en un negocio comercial. La palabra deriva del latín cliens y puede tener diferentes significados. Dependiendo el ámbito donde se utiliza, pueden ser diferentes las formas en las que se utiliza el término cliente.

Por ejemplo, en el ambiente de la economía, es donde el término cliente se utiliza como concepto más conocido: es aquel sujeto que compra o adquiere un producto y/o servicio. A cambio, la personas deberá abonar un pago dispuesto por el individuo que vende, y este será en términos monetarios.

Existen diferentes tipos de clientes. Aquellas personas que solo adquieren el producto una sola vez o, por ejemplo, aquellos que lo hacen de manera habitual. Este último cliente puede ser aquel que realiza una visita al mismo supermercado todas las semanas. Es allí cuando se convierte en cliente habitual.

ClienteUn cliente es aquella persona que adquiere productos a cambio de dinero.

Se puede distinguir, también, entre clientes activos e inactivos. Por un lado, los primeros son aquellas personas que realizan compras y consumen los productos de manera frecuente, es decir, todo el tiempo. Por otro lado, los clientes inactivos son aquellos individuos que no realizan compras durante un largo periodo de tiempo.

Esta distinción entre los diferentes tipos de clientes que existen la realizan los estudiantes y profesionales del marketing que se encargan, justamente, de los consumidores. El marketing es una manera de estudiar las compras y ventas, mejorar un producto y hasta un negocio.

Otra diferenciación que existe del cliente son los satisfechos y los insatisfechos. Los primeros son aquellas personas que obtuvieron un resultado gratificante a la hora de comprar un producto o adquirir un servicio. Por otro lado, se encuentran insatisfechos aquellos clientes que no tuvieron una buena experiencia a la hora de realizar una compra.

Existe una frase muy común entre los comerciantes que es “el cliente siempre tiene la razón”. Esto quiere decir que, a la hora de que ocurra un inconveniente en una compra, el cliente será quien tenga razón. La empresa o negocio que realice las ventas deberá ponerse a entera disposición de la persona que consume, ya que de otra manera incumple con el objetivo de su trabajo.

Otros ámbitos donde se utiliza la palabra cliente

A parte de la economía, el término cliente aparece en la informática, el derecho e incluso en la antigüedad. En el derecho, el cliente es aquel individuo que se encuentra bajo el manto de otro, como lo es un abogado. Este último profesional puede hablar en nombre de su cliente, es decir, de la persona que lo contrata.

En la Antigua Roma, el cliente era aquella persona que dependía de otro individuo para realizar sus cosas. Si se encontraban allí de manera ilegal, su protección lo salvaba de cualquier inconveniente.

En el ámbito de lo artístico, el cliente es aquel que adquiere un cuadro o una obra de arte a su creador a cambio de un monto monetario. Otra forma de llamar al cliente en este ámbito es coleccionista, ya que se encarga de adquirir diferentes piezas de arte.

Sinónimos de cliente

comprador, usuario, consumidor, mecenas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *