Contrato de arrendamiento

Un contrato de arrendamiento es un documento en el que se establece un acuerdo entre dos partes. Una de ellas denominada arrendador, entrega algún tipo de bien de su pertenencia que puede ser mueble o inmueble. La otra parte, denominada arrendatario, es la que podrá usar dicho bien en su propio beneficio.

En el contrato de arrendamiento, el arrendatario deberá pagar un determinado monto ya estipulado para poder acceder a los bienes que figuran en dicho documento. Para ello, es necesario pagar una suma fija cada mes. En algún otro caso, el arrendatario ofrece parte de su producción – como en el caso de aquellos que rentan una porción de terreno para trabajarlo-, y con lo que obtiene, le entrega una parte al arrendador.

Contrato de arrendamientoEl contrato de arrendamiento permite que una persona pueda utilizar los bienes de otra.

Características del contrato de arrendamiento

Es uno de los contratos más comunes que se realizan entre dos individuos que, en algunos casos tienen que ver con las actividades dentro del campo económico. Sin embargo, lo más común es que sea un contrato para alquilar una casa o departamento sobre todo cuando la persona no tiene un lugar para vivir.

El pago, en este tipo de contrato se llama renta. La misma se puede abonar cada dos semanas o una vez al mes. Este tipo de contrato dura entre dos o tres años y casi siempre existe la posibilidad de una prórroga que, por lo general, tiene un incremento porcentual en el valor del alquiler. Esto último ocurrirá siempre y cuando ambas partes estén de acuerdo en hacerlo.

En algunos países a la renta se la conoce con el nombre de alquiler y, al documento que se firma se lo conoce como contrato de alquiler.

El contrato de arrendamiento siempre deja en mejor posición al arrendatario ya que es el que obtiene la ganancia mientras que el arrendador se tiene que ajustar a lo que el contrato impone.

Sin embargo, el arrendatario también corre ciertos riesgos ya que se expone a dejarle su propiedad a alguien que puede ser un perfecto desconocido. Por eso, es importante que en el contrato figuren ciertas cláusulas para que el mismo no se sienta tan perjudicado y pueda entregar su vivienda con total tranquilidad.

En qué consiste la garantía del contrato del arrendamiento

La garantía, por la cual el arrendatario se asegura que su inquilino no va a incumplir con el contrato, consiste principalmente en el pago de una suma de dinero que se denomina depósito o adelanto que, si todo funciona como debe, tiene la posibilidad de ser devuelto. En cambio si esto no ocurre, el dueño de la propiedad puede tomar ese dinero y utilizarlo para reparar lo que esté dañado.

Derechos del arrendatario

El arrendatario tiene el derecho de anular el contrato de arrendamiento si es que lo considera necesario o puede evitar que el inquilino vuelva a alquilarle la propiedad una vez finalizado el contrato. También puede hacer uso del dinero del depósito en caso de daños y perjuicios a la propiedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *