Curioso

Ser curioso es el adjetivo que deriva del término curiosidad, los cuales son curiosos por naturaleza. Incluso los animales pueden ser curiosos y lo demuestran olfateando una zona, por ejemplo.

La curiosidad se manifiesta en el ser humano desde pequeño. Ya cuando nace y comienza a moverse por si mismo, el bebé empieza a manipular todo lo que se encuentra a su alcance. Es importante que una vez que el niño puede jugar, se le den juguetes con diferentes formas para que explote su curiosidad al máximo.

Ser curioso es algo que ya viene en la genética de los seres vivos, es decir, desde su nacimiento. Las personas son curiosas por naturaleza, forma parte de su instinto el querer saber como funcionan las cosas a su alrededor. Todas las cosas que llamen la atención de una persona pueden considerarse curiosas, como lo es una rareza o un objeto que nunca antes se había visto.

curiosoSer curioso es algo importante cuando se es un niño pequeño.

Si bien la curiosidad es buena cuando se trata de un niño que está descubriendo el mundo, no siempre sucede así. Existe un dicho que dice la curiosidad mató al gato. Esto quiere decir que ser curioso no siempre es una buena cualidad, ya que cuando se investiga mucho sobre un tema se pueden encontrar cosas que no se quiere.

La curiosidad suele ser buena cuando se trata de una guía para llegar a la creación. Cuando un artista es curioso puede llegar a crear grandes obras de arte, así como canciones o escritos. La curiosidad sana puede ser un gran camino para el artista, así como un punto de partida.

Cuando el niño curioso crece, esa cualidad se va perdiendo. El pequeño se encuentra con el mundo a través de sus sentidos y su curiosidad, pero una vez que se convierte en adulto eso va desapareciendo. Una persona ya mayor no puede tocar las cosas de todos los demás como lo haría un bebé, ya que sería invadir la intimidad.

La cualidad de ser curioso puede resultar beneficiosa a la vez que peligrosa. Existen personas que, escudándose en la curiosidad, pueden llegar a realizar cosas realmente malas, como invadir propiedad privada o la intimidad de otro individuo. Este tipo de curiosidad se le puede atribuir, por ejemplo, a las personas que tienen la patología de psicopata.

La curiosidad y los medios de comunicación

En los programas de televisión, así como también en los medios gráficos, la curiosidad apunta a atraer nuevos públicos. La forma en la que exponen un titular y una noticia genera curiosidad en la persona. No es lo mismo redactarlo de una manera que de otra, y es por eso que usan palabras que llamen la atención del público.

Por ejemplo, al introducir la palabra curiosidad en un titular ya es una forma de llamar la atención.

Sinónimos de curioso

indiscreto, entrometido, intruso, impertinente

Antónimos de curioso

discreto, indiferencia, desinterés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *