Cursi

El término cursi se utiliza para referirse a todo aquello que una persona considera poco original, carente de buen gusto e incluso vulgar. Puede aplicarse a un texto, a una acción o a un objeto. La palabra es usada principalmente en el ámbito informal, en el trato con personas cercanas o con las que se mantienen relaciones significativas.

La palabra puede usarse en diferentes momentos y por ende referir a diferentes cosas. Se puede considerar cursi a un objeto, cuando sus características son bastante vulgares o exageradas. En otros casos el término se aplica como calificativo a una persona, que por sus actitudes resulta cursi.

Cursi

Algunas veces el término es usado para designar aquello que pretende ser interesante y profundo, pero analizado en detalle resulta poco creativo y superficial. Un ejemplo de ello es una obra de arte que a simple vista puede llamar la atención, pero mirada con ojo crítico no aporta nada original.

Cuando alguien pretende aparentar con su vestimenta o accesorios un nivel social superior o una apariencia que no coincide con su personalidad, también puede ser llamado cursi.

Otro caso común donde se aplica este termino es en la literatura y en las canciones. Muchas novelas y poemas son fácilmente catalogados como cursis cuando presentan tramas típicas, demasiado románticas, o una exagerada descripción de los sentimientos.

Los cantantes y las letras de sus canciones también son víctimas de este calificativo. Si bien en ocasiones es eso mismo lo que genera atracción en su público, en otros casos despierta comentarios negativos y que lo colocan en un lugar poco favorecido.

Más allá de las diferentes aplicaciones del término, el ámbito en el que más comúnmente se utiliza es en aquel relacionado al amor y el romance. Especialmente en las relaciones de pareja, este concepto suele ser muy habitual.

La percepción de lo cursi

Todo aquello que se considera cursi puede ser visto de dos maneras diferentes.

En algunos casos hay quienes gustan de todo lo que se etiqueta bajo esta palabra y se enorgullecen incluso de ser llamados cursis. Estas personas lo toman como un muestra de inteligencia y de buen gusto. Pueden llegar a esperar actitudes de este tipo y verlas como una buena señal, que fortalece el vínculo de pareja.

Sin embargo, hay quienes repelen lo cursi e incluso les resulta intolerante. En una relación puede manifestarse en aquella persona a la que no le resultan atractivas las actitudes demasiado afectivas, o los detalles demasiado románticos. Por ejemplo obsequios como chocolates y chocolates.

Quienes tienen esta actitud de rechazo hacia lo cursi, suelen ser personas que están muy pendientes de las opiniones ajenas. La mirada crítica de la sociedad y el hecho de pasar vergüenza, pueden hacer que se molesten ante actitudes de este tipo.

En la sociedad es mejor visto lo cursi en las mujeres que en los hombres. Ya que se considera a las primeras como aquellas que tienden a buscar esos detalles y valorarlos más que alguien del sexo masculino.

Sinónimos de cursi

empalagoso, ridículo, ostentoso

Antónimos de cursi

sencillo, serio, desabrido