Demencia senil

Para conocer qué es la demencia senil, debemos dividir la frase en dos partes. Por un lado, el vocablo demencia hace referencia al deteriorio irreversible y muy grave de las facultades mentales de un individuo. Dentro de este deterioro, se encuentran los trastornos de la conducta y de las funciones cognitivas llegando a un punto en el que no es posible realizar ningún tipo de actividad considerada como “normal”. Por otro lado, la palabra senil se refiere a aquellas personas de edad avanzada, es decir los ancianos que pertenecen a la tercera o cuarta edad.

En conjunto, el término demencia senil hace alusión a aquellos ancianos que padecen de trastornos mentales. Es un síndrome orgánico cuya principal característica es la de provocar el deterioro de la memoria, problemas con el pensamiento abstracto y el juicio e inclusive trastornos de personalidad que son cada vez más evidentes.

Demencia senilUna persona con demencia senil depende siempre de la ayuda de otros.

Fases de la demencia senil

La demencia senil presenta varias fases que son muy notorias y que describiremos a continuación:

Fase leve

La persona aún posee cierta autonomía que le permite tener una vida normal. Puede ir al supermercado, hacer las compras y seguir trabajando. Sin embargo, es probable que comience a olvidar citas pendientes, no recuerde donde dejó los objetos de uso cotidianos o tenga problemas para encontrar las palabras adecuadas al hablar.

Fase moderada

El anciano se desorienta y no sabe dónde está o no tiene idea qué día es. No recuerda cosas que pasaron hace poco tiempo, se aísla para no formar parte de conversaciones, suele imaginar cosas que no suceden, por ejemplo piensan que su pareja lo está engañando cuando esto no es así y sufre de una gran paranoia. En esta fase, la persona con demencia senil puede perderse en la ciudad o también puede estar expuesto a padecer diferentes accidentes que quizá le cuesten la vida.

Fase avanzada

En esta fase, el enfermo necesita de la ayuda de otras personas las 24 horas del día para realizar las mínimas tareas que, para cualquier persona, serían normales. No puede mantener una conversación, tampoco tiene la capacidad de sonreír y se deteriora la motricidad al punto de que le es imposible caminar o movilizarse sin ayuda.

La demencia senil es una condición que puede ser causada por muchas enfermedades tales como el mal de Alzheimer, el mal de Parkinson, la enfermedad por cuerpos de Lewy y la degeneración fronto-temporal, entre otras.

Tratamientos para la demencia senil

Es importante aclarar que esta enfermedad no tiene cura. Sin embargo, existen varias terapias que si bien no curan la demencia, pueden ayudar a frenar su avance y retrasarlo tales como la musicoterapia, la fisioterapia, la terapia con animales como perros o gatos, los talleres de estímulos cognitivos, la terapia sensorial, la terapia de orientación a la realidad y la terapia que emplea el método de Montessori.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *