Embarazo

El embarazo es una etapa que transita la mujer, donde se gesta un embrión que luego se convertirá en un bebé. El periodo del embarazo dura nueve meses en la mujer humana y en algunos animales; en otros, en cambio, pueden durar más o menos tiempo. Algunas mujeres inician el trabajo de parto meses antes de cumplirse los nueve, por lo que el bebé que nace se quedará en una incubadora hasta que se desarrolle completamente.

El periodo de embarazo en la mujer empieza a partir de la unión de un espermatozoide con el óvulo. Con las relaciones sexuales, el espermatozoide de un hombre fecunda el óvulo de la mujer, creando un embrión que luego se convertirá en un feto. Este último crecerá a lo largo de los meses en la panza de una mujer hasta el momento del parto, nueve meses después de la fecundación.

Mientras el feto se va formando, la madre deberá alimentarse correctamente ya que esos nutrientes que ingiere serán los que ayuden al bebé no nato a desarrollarse correctamente. Muchos especialistas adhieren que, mientras la mujer está embarazada, ambos padres deben hablarle a la panza, ya que el niño dentro puede escucharlos y así conocer las voces.

En una mujer, el embarazo dura nueve meses.

Aparte de las relaciones sexuales, existe otro tipo de fecundación para crear un embarazo. Hay muchas personas que no pueden tener hijos por lo que recurren a la reproducción asistida. Esta es una forma que tienen los seres humanos para tener hijos y transitar el embarazo. Comienza con una fertilización in vitro, una técnica que permite fecundar el óvulo por fuera del cuerpo.

Existen diferentes formas de hacer fecundación in vitro. La primera es con los óvulos de la mujer y el espermatozoide de su pareja. Luego de la extracción de ambas partes, se inserta en el cuerpo de la mujer para que transcurra el parto normal. La segunda forma se trata de la unión del óvulo femenino con el semen de un donante: en este caso, puede ser que la mujer quiera tener un hijo sola, por lo que necesita la otra parte para poder llegar al embarazo; o simplemente se trata de que su pareja no puede concebir.

Otra forma de fecundación in vitro es cuando es la mujer quien no puede tener hijos o que un hombre quiera tener un hijo solo. En este caso se utiliza el óvulo de una donante y el semen del hombre, para luego insertarlos en el cuerpo de una mujer que transitará el embarazo y el parto posterior. Por último, existe la unión del óvulo y el semen de donantes, por la falta de posibilidad que tiene la pareja de tener hijos.

A pesar de realizar una fecundación in vitro, esta puede fallar. Es decir, que al hacer este tratamiento no quiere decir que tenga un cien por ciento de suceder el embarazo. Tanto el cuerpo de la mujer como el semen del hombre pueden fallar a la hora de concebir. Otras mujeres desean tener hijos pero no pasar por la etapa de embarazo, y es por eso que realizan este tratamiento.

Los abortos espontáneos

Cuando una mujer está embarazada suele esperar entre tres o cuatro meses antes de comentar a sus seres queridos la noticia. Esto se debe a que los primeros meses son de alto riesgo para la madre y el bebé, puede sufrir un aborto espontáneo. Igualmente, que hayan pasado estos meses no significa que esté fuera de riesgo. La madre debe cuidarse durante todo el embarazo y la etapa posterior al parto.

Sinónimos de embarazo

gestación, preñez

Antónimos de embarazo

aborto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *