Ensayo

El concepto de ensayo puede utilizarse para hacer referencia a muchas cosas. Puede hacer referencia a un texto dramático con pretensiones educativas o a un género literario en el que se expone un tema de forma detallada. Esta es, sin duda, la acepción más común del concepto. Sin embargo, también existen otras que citaremos a continuación.

En el área de las ciencias el ensayo está vinculado a determinadas evaluaciones que se realizan en un laboratorio. De este modo, el ensayo clínico es un tipo de prueba que se lleva a cabo para comprobar las características de un producto, medicamento o alimento, y un ensayo químico es una evaluación que se realiza para conocer las proporciones que una determinada sustancia se halla en una concentración.

Ensayo

En ensayo de materiales, también conocido como ensayo mecánico, es el nombre que recibe un procedimiento que se lleva a cabo para conocer las propiedades y habilidades físicas de un determinado mecanismo o estructura.

En el mundo del espectáculo un ensayo es la práctica de una obra en el que se intentan resolver las dificultades técnicas y estéticas para pulirla completamente antes de representarla frente al público. Son comunes en el mundo de la música y el teatro.

En el rugby, un ensayo es una anotación que consiste en conseguir varios puntos de una vez. Un jugador anota un ensayo cuando apoya el balón sobre la línea de la portería del equipo rival o detrás de ella, obteniendo 5 puntos para su equipo.

En el universo de la literatura el ensayo es un texto escrito en prosa en el que se plantea de forma detallada un tema y se lo analiza desde un determinado punto de vista. El ensayo es en sí mismo un género literario dado que se diferencia totalmente del resto de las composiciones literarias en su estructura, su tono y sus objetivos.

Características de un ensayo literario

La estructura es una de las características principales de un ensayo literario. A diferencia de la ficción, este género exige un trabajo previo muy detallado y un desarrollo compuesto por introducción, planteamiento, cuerpo y conclusión; los cuales deben estar vinculados y amalgamados entre sí con una suculenta bibliografía que permita al lector comprender a fondo los conceptos que se trabajan en la obra.

El tono es lo segundo que distingue a los ensayos del resto de los textos en prosa. El escritor utiliza un lenguaje que roza lo científico y se nutre del argot del área de la investigación que toque el tema desarrollado. De este modo, si es un tema filosófico, posiblemente aparezcan numerosas alusiones a conceptos desarrollados por la filosofía a lo largo de su existencia, y remita a lecturas específicas de la materia.

Escribir un ensayo, por lo tanto, exige dos cosas: un gran conocimiento del tema que se va a tratar y la habilidad para seleccionar e incrustar la bibliografía que guíe al lector hacia un conocimiento amplio y variado del tema.

Sinónimos de ensayo

experimento, prueba, sondeo, estudio, obra

Antónimos de ensayo

improvisación, ficción, interpretación,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *