Envidia

La envidia es un sentimiento, generalmente negativo, que experimenta una persona cuando le causan molestia los bienes o progresos de otra persona. Quien envidia suele sentir deseo por lo que tiene el otro y desea muchas veces estar en su lugar. La envidia suele no resultar beneficiosa para quien la manifiesta, y puede generar tanto enojo como tristeza.

La persona envidiosa suele ser alguien muy insatisfecho con su vida personal o que no logra sus cometidos. Por esto envidia a quien tiene algo que desea o cree merecer. En algunos casos esa envidia no conlleva ninguna actitud, pero en otros casos implica, por ejemplo, cierta imitación. La persona que envidia busca imitar o copiar de algún modo aquello que el otro posee.

Envidia

Este sentimiento puede manifestarse o no. Una  de las maneras en  que se manifiesta es mediante la hostilidad y el maltrato hacia aquella persona que es envidiada. También puede mostrarse como indiferencia, miradas despectivas o críticas por ejemplo.

Aquello que se envidia puede ir desde objetos materiales hasta aspectos de la personalidad del otro. También se pueden envidiar los éxitos ajenos, las relaciones interpersonales y las amistades, así como la apariencia física.

Es habitual que este concepto se haga presente en ámbitos laborales entre compañeros de trabajo y en el ámbito educativo. Puede existir envidia por los beneficios de los que goza otro, por los resultados que obtiene en exámenes, entre otras cosas.

Si bien la envidia se da en ambos sexos, suele considerarse más común en el sexo femenino. Especialmente se da en lo que se refiere a la imagen y el concepto de belleza. Muchas veces una mujer envidia a otra porque la considera mas bella y con mejores atributos.

En el ámbito religioso la envidia es considerada un pecado capital y algo de lo que las personas deben alejarse. Se considera un sentimiento que daña y no genera ningún bien.

Tipos de envidia

La envidia sana es aquella en la cual se admira algo que otro posee, pero sin el deseo de arrebatárselo o poseer lo mismo. En este caso existe cierto respeto hacia el otro y no se experimenta dolor por ello. Este sentimiento suele generar en quien lo experimenta, un deseo de superación y de crecimiento personal.

Muchas veces se sostiene que este tipo de envidia en realidad no existe y es directamente un acto de admiración hacia otro.

La envidia mala, por su parte, nace de la persona con baja autoestima que no puede ver lo que otro posee sin sentir el deseo de tener lo mismo. Esta envidia implica una actitud bastante destructiva y dañina. Quienes manifiestan envidia mala son personas que poseen resentimientos, personalidad negativa o pesimista.

A nivel psicológico se considera que este sentimiento es muy poco sano para quien lo manifiesta. No le permite vivir una vida auténtica, sino que lo lleva por un camino tóxico donde se prioriza lo que se desea de otro, en lugar de lo que nace del deseo meramente personal.

Sinónimos de envidia

resentimiento, rivalidad, pelusa

Antónimos de envidia

indiferencia, conformidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *