Esclavitud

El concepto de esclavitud hace referencia a la ausencia de libertad. En un sentido jurídico se encuentra relacionado con la situación que puede atravesar una persona, cuando es tratada como propiedad de otra, estableciéndose entre ambos una relación de esclavo y amo, respectivamente. Cabe señalar que es un tipo de estructura jerárquica que niega los derechos del individuo y que se considera moralmente reprobable, por evidentes razones.

También se llama esclavitud un régimen social que se encuentra basado en el uso de los esclavos como mano de obra. Durante varios siglos fue una forma de relación laboral legalmente aceptable, aunque desde hace algunos siglos se considera reprobable y se ha abolido en la mayoría de los países.

Esclavitud

En un sentido coloquial la esclavitud hace referencia a un tipo de trabajo que puede compartir características con las de la esclavitud propiamente dicha; es decir, que exige a los empleados demasiado y les ofrece poco a cambio. En general las personas que caen en este tipo de relación de dependencia tienen una situación económica nefasta o alguna característica que les impide conseguir un trabajo mejor (extranjeros sin papeles).

Durante el Feudalismo, la esclavitud fue una de las estrategias para aumentar las riquezas obteniendo mano de obra sin invertir demasiado. En esta época el sistema económico se basaba en el intercambio (compra-venta) de esclavos entre aquellos que ostentaban el poder; los esclavos eran obligados a llevar a cabo toda clase de tareas sin recibir nada a cambio. Se tenía, además, la idea de que no eran criaturas con alma y que, por tanto, no se merecían ningún tipo de respeto.

Denuncia a la esclavitud en la literatura

Esta situación perduró hasta bien entrado el siglo XVIII. Existieron, sin embargo, muchos pensadores que intentaron cambiar las cosas y, de hecho, hay muchísimas historias que permiten conocer la horrible situación que padecían los esclavos.

En “El nombre de la Rosa” de Umberto Eco, por ejemplo se hace una reflexión sobre la forma en la que la iglesia se apoyó en este sistema de esclavitud para llenar sus arcas. En esta historia se puede comprender cómo el catolicismo estableció una lógica de análisis para con el resto de las personas que le permitiera continuar abusando de su poder, denigrando a los más débiles (pobres, mujeres, extranjeros, niños) en el nombre de dios.

Por su parte, la autora Harriet Beecher Stowe en “La cabaña del tío Tom”, narra la historia de un esclavo que hace lo posible por liberarse; además, esta novela es una denuncia rotunda al racismo y al sexismo del que aún nuestras sociedades no se encuentran exentas. A través de esta novela podemos sentir las emociones de un hombre cuyas experiencias le llevan a sufrir toda clase de dolores y pérdidas y sin embargo, es capaz de mirar hacia adelante, confiando en que existe otro futuro posible.

Sinónimos de esclavitud

servidumbre, yugo, explotación

Antónimos de esclavitud

libertad, albedrío, emancipación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *