Feudalismo

Feudalismo es la palabra con la cual se denomina a un tipo de relación política y social que se estableció entre los señores y los vasallos. El término feudalismo proviene de la época que tuvo lugar entre el siglo IX y XV. El inicio de esta etapa se da cuando se genera la caída del Imperio Romano.

La palabra feudalismo nace de la palabra feudo. Esta hace referencia al acuerdo entre feudal y vasallo respecto a un territorio en particular. Esta etapa de la historia tuvo características muy particulares que la diferenciaron de las siguientes. Aún hoy se estudia el feudalismo en diferentes centros educativos como parte importante del desarrollo social y económico.

Una de las principales características del feudalismo es la desigual distribución del poder en la sociedad. La mayor parte del poder se concentraba en la iglesia. Así mismo los nobles mediante relaciones de poder y lealtad obtenían la protección de la parte religiosa de la sociedad.

feudalismoEl feudalismo se caracterizaba por una gran diferencia de clases sociales

La relación entre vasallo y señor feudal, durante el feudalismo, no implicaba una relación de esclavitud. Es decir que el vasallo era un hombre libre y solo se limitaba a trabajar las tierras de los feudales. Algunas corrientes de pensamientos consideran por esta razón al feudalismo como un estado previo a la esclavitud.

Una característica importante del feudalismo era el constante enfrentamiento en batallas. Mediante estas se buscaba expandir los territorios y apropiarse de diferentes espacios. De esta manera los más poderosos aumentaban su riqueza y el nivel de sus propiedades. Quien ganaba las batallas se apropiaba de las tierras y los vasallos que en ella trabajaban.

La sociedad feudal se caracterizaba por tener una estructura piramidal. Esto era un claro indicio de las diferencias en el poder y la riqueza. Mientras algunos tenían mucho poder y dinero, otros no tenía prácticamente nada. En primer lugar se encontraban el clero, la nobleza y la realeza. Por debajo de estos los siervos.

Una de las características en la sociedad feudal era el acto de realizar ofrendas o rituales de adoración. Muchos vasallos se inclinaban delante de los señores feudales en señal de respeto mientras este tomaba sus manos. De esta manera se establecían algunos tratos de trabajo sobre las tierras.

La lucha por el poder, durante el feudalismo, dio lugar a matrimonios arreglados. Diferentes pactos se establecían entre las personas de poder para llevar adelante uniones matrimoniales que implicaran algún beneficio para las partes. Se trataba, sin duda, de una sociedad que se movía por el interés y el poder.

Características económicas del feudalismo

Una de las principales características de la economía feudal es la ausencia de industrias. En aquel entonces no existían aún las fábricas y procesos industriales. Por ello la mano de obra humana era muy importante y casi todo lo que se comerciaba era obtenido por trabajos artesanales.

Además había dos actividades económicas fundamentales. Estas eran la agricultura y la ganadería. Ambas eran necesarias para asegurar las subsistencia de la población. En esta época no existe un comercio muy desarrollado por lo que la mayor parte de lo producido se canjea por otros bienes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *