Holograma

Un holograma es una superficie que presenta dos dimensiones pero que tiene la capacidad de mostrar distintas imágenes agregándoles profundidad. Este detalle hace que el ojo humano las vea como de tres dimensiones, no solo a lo alto y a lo ancho sino que también sea capaz de apreciar la profundidad.

El concepto de holograma es un neologismo que proviene de un vocablo griego. La palabra se divide en dos: “holos” cuyo significado es todo y “grama” que significa mensaje.

Los hologramas pueden contener la imagen completa del objeto a pesar de que se divide en fracciones mucho más pequeñas. Se trata de una técnica que se emplea en fotografía donde se graba la unión entre los distintos ángulos que emiten los reflejos de las luces sobre cualquier objeto para ofrecer, como resultados final, una imagen en 3D o 3 dimensiones.

Definición de hologramaLos hologramas pueden ser de diferentes tamaños y formas.

Holograma: características e historia

El holograma fue inventado en el año 1948 por un físico originario de Hungría llamado Denis Gabor quien nació en 1900 y falleció en 1979. En 1971, Gabor se hizo acreedor del Premio Nobel gracias a un invento que realizó en 1960 que cambiaría su historia: el rayo láser. Cabe destacar que los hologramas solo pueden producirse si existe, durante el proceso, la aparición de rayos láser. En caso contrario, no se logra el efecto de ver imágenes suspendidas en el aire en 3 dimensiones.

Como contamos más arriba, un holograma es una ilusión óptica que nos permite ver objetos que generalmente se presentan en dos planos, en 3 dimensiones. Esto se denomina ilusión óptica, pues se muestra algo diferente a lo que es en la realidad. Lo que ocurre es que el cerebro lo procesa como un objeto de tres dimensiones en lugar de solo verlo a lo alto y ancho.

¿Para qué se emplean los hologramas?

Hoy en día, los hologramas se emplean para exhibir diferentes instrumentos y que las personas puedan verlos en todas sus dimensiones o también como dispositivos de seguridad. No es raro ver que esta tecnología además se aplica en la industria del cine, sobre todo en aquellas películas cuya temática es futurista.

Los hologramas son considerados como ilusiones ópticas que engañan al ojo del espectador.

Holograma: cómo hacerlo en casa

Puedes hacer tu propio holograma casero sin la necesidad de recurrir a costosas máquinas. Solo necesitarás tu teléfono celular y una pirámide de plástico transparente o vidrio con la cúspide cortada que puedes hacer por ti mismo pegando las cuatro paredes de dicho triángulo. Una vez que ya tienes la pirámide, coloca la cúspide sobre la pantalla y vas a poder ver reflejada la imagen de tres dimensiones dentro de la misma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *