Homeostasis

El término homeostasis u homeóstasis hace referencia a las cualidades de un organismo para mantenerse en equilibrio. Está relacionado con las respuestas que nuestro cuerpo emite cuando nota la presencia de un agente agresivo. Podríamos decir que es gracias a ella que los organismos vivos somos capaces de curarnos y de mantener equilibrada nuestra salud. Este concepto se utiliza tanto en la biología como en otras áreas de las ciencias.

Ante la presencia de un agente externo, nuestro cuerpo se enfoca en desarrollar procesos de retroalimentación y control a fin de atacar al intruso y restablecer el orden natural de los diversos sistemas que lo conforman. En este proceso son fundamentales los mecanismos homestáticos, que representan la forma en la que actúa nuestro cuerpo para restablecer su equilibrio.

Homeostasis

Existen dos tipos de mecanismos homeostáticos: los que se desarrollan por vías nerviosas (que se ponen en funcionamiento para establecer el equilibrio de presión sanguínea a través de impulsos nerviosos) y los que actúan por vías endocrinas (que son los encargados de restablecer el equilibrio controlando los efectos de la alimentación en el cuerpo y lo hacen a través de la regulación hormonal del cuerpo). En algunas situaciones, sin embargo, tienen lugar procesos combinados, es decir, de tipo nervioso y hormonal. Entre ellos se encuentran aquellos destinados a extraer la energía partiendo de los alimentos o los que se encargan de mantener la temperatura interna de nuestro organismo.

Homeostasis cibernética y psicológica

Un concepto ligado al que estamos definiendo es el de homeostasis cibernética, utilizado en el mundo de la informática para referirse a la capacidad de ciertos programas o sistemas cibernéticos para autorregular algunas de sus funciones y mantener el equilibrio entre las interrelaciones de sus diversos componentes. Se trata de una función que les permite mantener ciertas variables en estado estacionario si no se dan ciertas condiciones y que se pueden activar en caso de que sea necesario.

El diseñador de este sistema fue W. Ross Ashby, quien en la década del 60 desarrolló un amplio y detallado estudio sobre la forma de adaptar nuestra capacidad homeostática a un programa. Su investigación fue sumamente representativa, a tal punto que ha sido utilizada tanto en el campo de la robótica, como en la psicología, la filosofía y la antropología. Es evidente que a través de los procesos homeostáticos podríamos explicar muchas otras funciones de nuestro cuerpo, como la capacidad para curarse emocionalmente de los traumas de la infancia o para elaborar un plan de acción frente al mundo que le rodea.

En el campo de la psicología la homeostasis sirve para entender las formas que cada individuo encuentra de adaptarse a medios que no le resultan cómodos. Si tenemos en cuenta que este proceso es uno mediante el cual cada organismo busca constantemente el equilibrio entre sus necesidades y la satisfacción de ellas, en este terreno podría estar relacionado con decisiones que lo lleven a entender el mundo que le rodea y a mantenerse a flote.

En este punto, sin embargo, es importante señalar que mantenerse siempre en equilibrio puede ser algo negativo, porque puede denotar estar acomodado a una determinada realidad. Y, evidentemente, para crecer y evolucionar es imprescindible experimentar las crisis, puesto que en esos momentos siempre surgen oportunidades para tomar nuevas y mejores decisiones que encausen nuestra vida.

Sinónimos de homeostasis

equilibrio, regulación,

Antónimos de homeostasis

crisis, desequilibrio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *