Impuesto

La palabra impuesto puede usarse de dos maneras diferentes. Por un lado, es un adjetivo que se utiliza para referirse a alguna cosa que le es dada a otra. Por ejemplo, a una persona le pueden imponer un trabajo, es decir, que lo obligan a realizar algo. En este sentido, el término impuesto deriva del latín imposĭtus.

Otra forma de utilizar la palabra impuesto es para referirse a un tributo que una persona debe abonar. Normalmente, el impuesto se paga con dinero al Estado que maneja el país donde la persona reside; pero también puede ser un impuesto a otra persona. En cualquiera de los dos casos, se trata de un importe numérico que se debe abonar con dinero.

Ya sea la primera definición o la segunda, el impuesto está destinado a ser obligatorio y a ser cumplido por una persona. Cuando se trata de un impuesto monetario, ese dinero está destinado a ciertos aspectos del gobierno, como por ejemplo el mantenimiento de colegios públicos o entes similares.

impuestoEl impuesto es un bono obligatorio que una persona debe abonar con dinero.

Algunos de los servicios públicos a los que están destinados los impuestos pueden ser: la sanidad pública, como el mantenimiento de un hospital; la construcción de infraestructuras, como una calle o una instalación eléctrica; la educación y la protección de las personas.

Existen diferentes tipos de impuestos. Por un lado, los impuestos indirectos, aquellos que son parte del consumo y servicios que tiene una persona en su vida. Aquí se hace presente el impuesto sobre el valor añadido, también llamado IVA. Es una suma al impuesto inicial del consumo que realiza una persona.

Otro tipo de impuesto es el directo, aquel que se suman a los bienes diarios de un individuo. Algunos de estos son: sobre el patrimonio, la renta, vehículos. El impuesto directo se hace sobre todo tipo de bien material que posee una persona, como un auto, una casa, una mascota, entre otras cosas. Si la persona realiza algún daño sobre un espacio público, el dinero que abone forma parte de este impuesto.

Dos impuestos que se contraponen son el progresivo y el regresivo. Por un lado, este último se trata de un impuesto que disminuye cuando aumenta el objeto sobre el que se aplica. Por otro lado, los impuestos progresivos son lo opuesto, es decir, que aumentan cuando la base sobre lo que se aplica aumenta. Por ejemplo, si el patrimonio aumenta, el impuesto progresivo también lo hará.

El significado de gravamen

La palabra gravamen está relacionada con la de impuesto, ya que el primero es el monto que se le suma a un bien material o alguna propiedad adquirida por un individuo. Es una forma de dar cuenta que la persona se encuentra comprometido.

Un ejemplo de gravamen es cuando una persona desea comprar una casa pero no le alcanza el dinero y el banco le otorga un préstamo. Los papeles firmados por ese individuo es una forma de gravamen.

Sinónimos de impuesto

obligado, forzado, tributo, carga

Antónimo de impuesto

voluntario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *