Inferir

El verbo inferir hace referencia a la deducción que se realiza respecto a algo que se observa o de lo que se tiene conocimiento. Una inferencia deriva, por lo tanto, en cierto resultado o conclusión. El hecho de inferir no necesariamente se asocia a algo certero o correcto. Muchas veces una persona infiere de manera equivocada o distinta a como debería ser.

La acción de inferir hace que, a veces, una persona saque conclusiones apresuradas. Por ejemplo si se observa que alguien está saliendo por la ventana de una casa se puede inferir que acaba de robar. Sin embargo puede tratarse del mismo dueño de la casa que sale por la ventana ya que no encuentra su llave.

Las personas infieren como consecuencia de un proceso racional. El pensar en lo que está observando o escuchando lo lleva a sacar una conclusión respecto a eso. El modo en que una persona habla o las palabras que usa pueden llevar a alguien a inferir ciertas actitudes. Por ejemplo cuando en un diálogo alguien habla de modo nervioso se puede inferir que está ocultando algo.

inferiorLa capacidad de inferir le permite a una persona sacar deducciones a partir de algo que observa.

La inferencia también puede definirse como la acción de realizar algo que conduce a un determinado resultado. Así mismo el hecho de dañar a una persona y ocasionarle cierto malestar, ya sea físico o moral, también se considera una inferencia.

En el campo de la lógica, inferir es la acción de análisis que se realiza mentalmente entre diferente proposiciones. Dentro de la lógica moderna, específicamente, una inferencia implica transformar una idea o expresión ya definida en otra que formará parte del mismo sistema que se analiza.

La acción de inferir es muy aplicada cuando se lee un texto. Una persona que lee un texto y deduce a partir de lo que lee algo concreto, está infiriendo. Aquello que deduce no resulta de algo que está literalmente escrito sino que nace de sus deducciones e ideas. Se trata, por lo tanto, de la comprensión lectora y la capacidad de entender lo que se está leyendo.

Las personas que son capaces de inferir con facilidad mientras leen, tienen más facilidad para aprender y comprender lo que leen. Así mismo sus idea previas y todos los conocimientos que ya poseen ayudan a que esa inferencia sea lo más correcta posible.

Tipos de inferencias

Se considera que pueden existir dos tipos de inferencias según el razonamiento.

Por un lado se encuentran las inferencias inductivas. En este caso el punto de partida es una idea o premisa particular, desde la cual se llega a una conclusión más general. Este tipo de inferencia no implica que la conclusión obtenida sea en realidad cierta o correcta.

En segundo lugar se encuentran las inferencias deductivas. En este caso la inferencia se conduce de modo inverso, a partir de una idea general se infiere algo particular. Si la conclusión obtenida nace de premisas que son ciertas, entonces el resultado también lo será.

Sinónimos de inferir

deducir, argumentar, concluir, derivar, discurrir, entender, razonar, inducir, especular