Infidelidad

El vocablo infidelidad proviene del latín infidelitas y su significado es “traición”. Esta palabra se compone de in que equivale a una negación; fides que significa “lealtad” o “fe” y dad que es un sufijo que denota cualidad. Por lo cual podemos inferir que, etimológicamente hablando, la palabra infidelidad se puede traducir como la cualidad de no tener lealtad, es decir la capacidad que tiene el ser humano de traicionar a su pareja al tener una relación con otra persona. De acuerdo al diccionario, la palabra infidelidad corresponde a la falta de fidelidad o a la acción de infiel.

Por lo general, la infidelidad o adulterio se asocia a la pareja. Esto supone que se elimina todo aquello que tiene que ver con la monogamia o exclusividad que es lo que deben respetar ambos miembros de la pareja. No importa si ambos se comprometen en forma implícita o explicita a ser fieles. Cuando este acuerdo se rompe, comienzan las mentiras, las peleas y los problemas, es señal de que la infidelidad ha irrumpido en la pareja.

InfidelidadLa infidelidad consiste en engañar a la pareja.

En el cine y en la televisión se han retratado miles de historias que remiten a la infidelidad de uno o de los dos miembros de la pareja tal es el caso de:

La infidelidad en datos

Un estudio francés de opinión encuestó a 3406 mujeres y llegaron a la conclusión de el 33, 3% fue infiel alguna vez en su vida. Esto es 1 de cada 3 y que el porcentaje había aumentado desde 2001 donde solo había llegado al 24%. En esa misma encuesta, 6 de cada 10 mujeres admitieron que si su pareja no correría peligro y ellas no fueran descubiertas, no dudarían un segundo en ser infieles a sus parejas.

Otro estudio similar realizado en 2000 personas provenientes de Estados Unidos y de diferentes países Europeos, dio resultados sorprendentes, pues el 60% de las personas había sido infiel una vez, mientras que el 40% de ese porcentaje de infieles, lo había sido dos o más veces. Esto nos indica que, si una persona ya fue infiel una vez, es probable que vuelva a repetirlo.

La infidelidad no solo ocurre en el ámbito amoroso. También puede aplicarse a cualquier idea ya que el ser fiel a un pensamiento no implica que el mismo siempre sea cumplido y que, por un cambio de mentalidad, lleguemos a sentirnos “infieles” tan solo con nuestras cavilaciones.

En cuanto a lo religioso, la infidelidad consiste en rechazar o desconocer los mandatos primordiales que encierra cada creencia en particular. Actualmente, algunos grupos islámicos radicales apelan a esta palabra para referirse, e inclusive para atacar, a quienes profesan una creencia diferente.

Sinónimos de infidelidad

adulterio, engaño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *