Lascivia

La lascivia es un término de origen latino cuyo significado de acuerdo a la Real Academia Española es “propensión a los deleites carnales”. En otras palabras, es sentir deseos sexuales sin ningún tipo de control. Puede tratarse de un impulso que lleva a la persona que lo padece a mirar de manera sexual o con morbosidad a otra sin poder disimularlo.

La hipersexualidad o adicción al sexo está asociada con el término lascivia. Se trata de un trastorno que puede ser causado por ciertas complicaciones que se padecen durante la niñez y la adolescencia y que también tiene su origen en el consumo de drogas y de alcohol.

La lascivia es el exceso de deseo sexual que poseen muchas personas.

La lascivia en el cristianismo

La palabra lascivia es un término que se asocia con la lujuria, sobre todo en lo que a las religiones se refiere. De acuerdo a la creencia cristiana y católica, la lascivia es un gran pecado. Dentro de la doctrina cristiana en la actualidad, se busca que las personas jóvenes y adolescentes no caigan dentro de la morbosidad en lo que, de acuerdo a sus parámetros, demuestra comportamientos lascivos. Puede tratarse de poses, frases e inclusive bailes cuando se incluye el contacto corporal de cualquier tipo entre dos o más personas.

Dentro de la doctrina católica, por ejemplo, se asegura que la lascivia tiene el poder de controlar la mente hasta convertir a las personas en seres enfermos y muy débiles que no se entregan a las enseñanzas de Cristo. Esto, como se puede inferir es opuesto a las creencias que la religión impone. Si bien, según las doctrinas católicas Dios fue el creador de la vida sexual, esta no debe ser empleada para el gozo sino que solo debe ser utilizada para consumar el matrimonio y para procrear hijos.

Esto significa que cualquier persona que desee ser cristiana o católica, debe dejar atrás cualquier sentimiento de lascivia que aflore en su mente. Si esto no ocurre, debe ocultarlo del resto de las personas. Además, tratan de reprimirlo en su interior lo que provoca serias consecuencias. Esto significa que no deben sentir atracción por alguien fuera del matrimonio y mucho menos por personas del mismo sexo. Esto ocurrirá, siempre y cuando deseen seguir los preceptos de dichas doctrinas al pie de la letra.

Otras acepciones de la palabra lascivia

La palabra lascivia también puede referirse al deseo inmoderado de algo que no tiene por qué se sexual. Se trata de un deseo que puede llegar a ser muy perjudicial tanto para la persona que lo sufre como para quienes están a su alrededor.

Sinónimos de lascivia

concupiscencia, voluptuosidad, sensualidad, impudicia, obscenidad

Antónimos de lascivia

castidad, honestidad, recato