Mitómano

Una persona mitómana es aquella que es incapaz de dejar de mentir. Es un trastorno psicológico que se padece de manera constante. Su etimología proviene del francés mythomane, que significa la tendencia incontrolable de mentir. La palabra mitómano es un adjetivo utilizado para describir a estas personas.

El mitómano suele tener una imagen diferente de si mismo y de la realidad, por lo que se dice que posee un delirio de grandeza. En psicología este fenómeno se define como la fantasía que tiene la persona sobre su propia imagen. Cree que es alguien con mucho éxito, aunque no lo tenga, y algunos hasta llegan a pensar que son Dios. Los mitómanos cambian la realidad para que sea más soportable.

Un mitómano es propenso a mentir y a inventar para darse notoriedad frente a otras personas. No se suele considerar una enfermedad pero si un trastorno que se padece. La diferencia con las demás personas que utilizan la mentira por necesidad radica en que los mitómanos mienten sin impunidad alguna y no logran dejar de hacerlo.

mitómanoLa mitomanía es la compulsión a mentir sin culpa alguna.

Las personas empiezan a desarrollar este trastorno cuando su personalidad es completamente inestable. Se sienten tan presionados por una sociedad o incluso su entorno, que buscan una vida perfecta a base de mentiras. Es decir, los mitómanos comienzan a hacerlo cuando su vida se está desbaratando.

Algunas características que pueden ayudar a identificar a un mitómano son: autoestima baja y pocas capacidades sociales para entablar una conversación; puede distinguir entre la realidad y la ficción, pero prefieren inventar historias para hacer más envidiable su vida y sus relatos poseen un buen argumento, por lo que son muy creíbles; mentir se vuelve algo cotidiano debido a ese carácter compulsivo.

Por otro lado, algunos de los síntomas pueden ser ansiedad en el contexto de la mentira y miedo por ser descubierto, pero alegría y alivio al no ser descubierto; exageran sobre la realidad y su vida se va deteriorando lentamente, ya que vive a base de mentiras y no realidades.

Es difícil salir de esta situación sin ayuda, por lo que recomiendan un tratamiento psicológico que ayude a determinar la causa de estas mentiras. No suele considerarse como un trastorno mental, por lo que no se encuentra en el manual del DSM (Manual Diagnóstico Estadístico de los Trastornos Mentales) utilizado por los psicólogos.

Tratamientos para la mitomanía

Una persona mitómana utiliza la mentira como protección de una realidad que no le agrada. Al no ser una enfermedad, no tiene cura con un medicamento, si no que tiene que buscar ayuda psicológica. Es difícil que quien la sufre pida esa ayuda, ya que para ellos mentir no está mal y ya es parte de su vida.

Este trastorno se debe trabajar con cuidado, ya que el individuo posee problemas en relación a su personalidad y le es difícil reconocer su mitomanía. Con una consulta psicológica es posible que el mitómano vuelva a su vida de siempre y ya no sienta la necesidad de mentir compulsivamente.

Sinónimos de mitómano

mentiroso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *