Navaja de Ockham

El término navaja de Ockham describe un principio de economía metodológica y filosófica que aún hoy en día es utilizado. Fue creado por el fraile franciscano Guillermo de Ockham (1280-1359). También se lo conoce como principio de parsimonia o lex parsimoniae.

De acuerdo a este principio, se asevera que, ante igualdad de condiciones la explicación que es más simple suele ser la verdadera. Esto sucede porque la teoría más sencilla de entender tiene más posibilidades de ser la correcta antes que la explicación más compleja.

El principio de la navaja de Ockham es empleado por los científicos para desarrollar sus teorías y obtener el mejor resultado. Es importante aclarar que este postulado no se considerará como una verdad irrefutable si se emplea el método científico ya que en algunas ocasiones la verdad más compleja puede ser la acertada.

Navaja de OckhamEl principio de la navaja de Ockham se refiere a que ante igualdad de condiciones, la explicación que es más simple suele ser la verdadera.

Explicado de manera sencilla, la navaja de Ockham nos indica que las explicaciones a cualquier postulado, nunca deben sobrepasar las causas del mismo si esto no es necesario. Esto significa que, si hay dos o más razonamientos para un mismo fenómeno, siempre es preferible elegir la explicación más sencilla.

Cómo se origina el principio de la navaja de Ockham

La frase “navaja de Ockham” surgió en pleno siglo XVI debido a que el fraile Ockham «afeitaba como una navaja las barbas de Platón». Esto significaba que se contraponía a la idea de ese filósofo que recurría a diferentes temáticas y explicaciones y utilizaba distintas entidades tales como los entes físico, matemáticos e ideas en general. En resumen, buscaba siempre la explicación más sencilla al contrario de la filosofía platónica.

La navaja se Ockham es un término que se emplea para simplificar una idea cualquiera.

Uso de La navaja de Ockham en diferentes categorías

Economía: esta teoría se usa en micro economía de acuerdo al comportamiento de los consumidores ya que solo es necesaria en cuestiones ordinales.

Ideas anti navajas de Ockham

Si bien puede parecer un concepto sencillo de entender y fácil de aceptar, el postulado de la navaja de Ockham tuvo sus feroces detractores. Entre ellos se encuentra el filósofo Walter Chatton quien fue contemporáneo de Ockham. Cuestionó las ideas de este último e hizo su aporte a la teoría anti-navaja. «Si tres cosas no son suficientes para verificar una proposición afirmativa sobre las cosas, una cuarta debe ser añadida, y así sucesivamente», afirmó.

Otros filósofos tampoco estuvieron a favor de esta teoría. Uno de ellos fue Leibniz (1646-1716). Aseguraba que existía el “mejor de los mundos posibles” que contendría infinitas posibilidades para una sola idea. Por otro lado, Immanuel Kant (1724–1804) fue el creador de otra anti-navaja. Argumentó, en 1781, que “la variedad de seres no debería ser neciamente disminuida”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *