Némesis

El vocablo némesis no se encuentra en el diccionario de la RAE o Real Academia Española. Sin embargo, no se trata de una palabra inventada sino que es nombrada regularmente en la mitología griega refiriéndose a la diosa de la venganza, de la justicia retributiva y de la fortuna.

La palabra némesis, en la actualidad, hace referencia al castigo o a la venganza. Describe la personalidad opuesta, es decir aquello que es completamente diferente a nuestra forma de ser. También puede ser empleado como sinónimo de la palabra enemigo.

NémesisSe dice que una persona tiene un némesis cuando tiene un enemigo acérrimo

Némesis en la mitología griega

Némesis, de acuerdo a la mitología griega, era la diosa que se encargaba de aplicar un castigo a quienes no obedecían a aquella persona que tenía un rango superior o mayor edad como en el caso de los niños que no respetaban a los mayores o a sus padres o no seguían sus órdenes.

De acuerdo a la leyenda, Némesis castigaba la exageración y no permitía que las personas tuvieran demasiada suerte. Esto lo hacía para equilibrar el Universo. La diosa, en poco tiempo, podía dejar en la miseria a aquellos que habían sido tocados por la fortuna (otra diosa mitológica). Otra de sus tareas, siempre refiriéndonos a la mitología, era la venganza de los amantes que fueron engañados por sus parejas. Némesis era hija de Érebo (la oscuridad) y de Nix (la noche). Era una de las diosas que no debía obedecer los dictámenes de los dioses del Olimpo debido a que era una deidad primordial.

Como el resto de los dioses mitológicos, Némesis tenía una diosa equivalente en la mitología romana que era Envidia. Esta fue venerada por muchos pueblos durante cientos de años.

La diosa está representada luciendo una corona y un velo en algunas ocasiones que no muestra su rostro totalmente. Algunos de los elementos que se incluyen en las estatuas y figuras son una flor de narciso, un cuerno de ciervo, una rueda y también una manzana.

Némesis en la literatura

Son numerosos los escritores que han bautizado a sus obras y escritos con el nombre Némesis. Una de ellas fue Agatha Christie quien bautizó así a la novela que narra la historia de la muerte de Míster Rafiel, un millonario quien dejó una carta en la que pide que se resuelva su muerte. La única pista que deja es la palabra “Némesis”.

Otra obra literaria que lleva este título es una de las más famosas novelas de Isaac Asimov, que relata cómo es la sociedad en el año 2236. Describe al planeta como un lugar anárquico, superpoblado y sin futuro. Sin embargo, descubren que una estrella llamada Némesis es su única oportunidad de sobrevivir. Otros autores como Max Hastings y Louse Cooper también han bautizado sus obras literarias con este mismo nombre.

Ejemplo de uso de la palabra némesis

“El Guasón, Harry Dos Caras y El Pingüino son los némesis de Batman”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *