Odiar

El verbo odiar deriva del sentimiento de odio. Se trata de un sentimiento de rechazo, antipatía o desprecio muy fuerte hacia un objeto o persona. Es un sentimiento negativo y dañino para la persona. No le permite ver lo positivo de aquello que odia y se limita solo a ver aquello que le molesta o le causa rechazo. El odio puede generar en la persona un deseo de hacer daño o hacerle mal a aquello que es objeto de su odio.

El odio puede sentirse hacia un objeto o incluso algo no visible. Por ejemplo una persona puede odiar los días de calor y por lo tanto sentir malestar o mal humor cuando la temperatura es alta. Otro ejemplo se manifiesta en el odio hacia un objeto como pueden ser las motos. Una persona que ha sufrido un accidente en una moto puede luego sentir un gran rechazo hacia éstas.

Cuando una persona siente odio hacia otra persona suele evitarla o en otros casos realizar acciones que demuestren su desprecio. Evitar a la persona, hablar mal de ella, criticarla, insultarla e incluso actuar con violencia son algunas de las señales que indican la presencia de este sentimiento.

odiarOdiar a alguien implica sentir una fuerte aberración.

Se considera al odio como el sentimiento opuesto al amor e incluso puede ser tan intenso como éste. Aun así se entiende que ambos sentimientos tienen su razón de ser y algo que motiva su existencia. Esto es así ya que tanto el odio como el amor son sentimiento que le confieren demasiada importancia a una persona.

Muchas veces el odio nace sin tener un fundamento fuerte que lo justifique. Pero en otros casos se trata de un sentimiento muy fuerte y arraigado en una persona. Por ejemplo el odio que puede sentir una persona hacia un asesino o hacia alguien que lo maltrato o engañó.

Desde una mirada racional se considera que el odio no tiene justificación. Esto es así ya que impide que se mantenga una buena comunicación o que las personas puedas relacionarse de buena manera.

En ocasiones el odio es resultado de la ignorancia. Muchas personas odian a otra solo por la imagen que tienen de ellas o por ciertas concepciones sociales que le llevan sentir eso sin crear su propia opinión.

Consecuencias de odiar

El odio no solo puede dañar a la persona a la que se dirige el sentimiento, también afecta el ánimo de quien lo siente. La persona que siente odio generalmente muestra mal humor y le cuesta mantener una actitud positiva o alegre la mayor parte del tiempo.

Aunque el sentimiento de odio es bastante común y puede variar en intensidad, a largo plazo hace que se vean afectadas las relaciones sociales.

Cuando el odio es muy intenso se puede llegar a consecuencias graves como la violencia, el maltrato, los insultos e incluso el asesinato. Además el odio también genera consecuencias a nivel social. La discriminación, el racismo y otros conceptos similares son consecuencia del odio.

Sinónimos de odiar

aborrecer, detestar

Antónimos de odiar

amar, adorar