Oxímoron

El oxímoron es una figura literaria retórica en la que se combinan dos palabras que dan como resultado una contradicción y que le dan un nuevo sentido al vocablo.

Es una palabra de origen griego ὀξύμωρον que se emplea muchísimo en todo tipo de géneros literarios. El oxímoron aparece en distintos contextos pero se emplea más bien en el género lírico o en la poesía.

oxímoronEl oxímoron es un recurso literario muy utilizado.

Ejemplos de oxímoron

Se puede decir, por ejemplo, “es un muerto viviente”, pues se trata de dos palabras con significados contrarios que tienen su propio significado obviamente asociado a los zombies. También podemos mencionar otro ejemplo tal como “el ruido del silencio”, “el dulce sonido del silencio” o “la intensa calma que precede a las tormentas”.

Oxímoron en la literatura

El oxímoron, como venimos diciendo hasta ahora, es muy empleado en la literatura ya que forma parte de las metáforas. Esto obliga al lector a imaginar dichas contradicciones. Algunos ejemplos del oxímoron en la literatura y que podemos citar aquí son:

“La música callada, la soledad sonora” de San Juan de la Cruz.

“Es hielo abrasador, es fuego helado” de Francisco de Quevedo.

“Mis libros están llenos de vacíos” de Augusto Monterroso.

“Déjame en paz, pacífico furioso,
villano hidalgo, tímido arrogante,
cuerdo loco, filósofo ignorante,
ciego lince, seguro cauteloso…” de Lope de Vega, en Rimas.

“Oscuros deslumbrantes”, de Mario Benedetti.

La paradoja dentro del oxímoron

Dentro del género literario, la paradoja es una figura retórica en la que se ponen sobre la mesa dos ideas que son contradictorias.

A diferencia de lo que ocurre con el este recurso literario, las paradojas son más que frases simples y nos dan mucho que pensar. Un ejemplo claro de una paradoja es la frase de Sócrates, “ solo sé que no se nada”.

Diferencia del oxímoron y la antítesis

La antítesis es un recurso literario que también puede confundirse con el oxímoron pero es muy diferente. Se trata de contraponer dos frases o dos palabras que, como resultado final, no brindan ningún tipo de significado. Un ejemplo que podemos dar es “Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido” de Pablo Neruda. Aquí podemos observar que se contraponen las palabras amor y odio también corto y largo sin que tengan nada que ver.

Diferencias entre oxímoron y el pleonasmo

En este caso hablamos de una figura literaria completamente contraria a lo que es el oxímoron. Se trata de varias palabras que no brindan ningún tipo de información y que son redundantes como puede ser “Subió escaleras arriba” o “bajó escaleras abajo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *