Populismo

De acuerdo al diccionario, la palabra populismo define la “tendencia o afición a lo popular en todos los ámbitos de la vida, en especial en el arte” y también significa que es la “tendencia política que dice defender los intereses y aspiraciones del pueblo”.

El populismo es una postura política que pretende, por medio de estrategias de diferente índole, lograr el apoyo de las clases más populares.

PopulismoEl populismo surgió en Rusia a fines del siglo XIX

Origen de la palabra populismo

Este término surgió en Rusia durante el siglo XIX en la década de 1870. Fue en esa época que surgió un movimiento político llamado Naródnichestvo, que si lo traducimos a nuestro idioma significa populismo. Ese movimiento político apoyaba la creencia de que los socialistas debían tomar lecciones de aprendizaje del pueblo antes de tomar el poder. Se trató de un movimiento que no apoyaba a los intelectuales ni a los pensadores con ideas propias.

Con el paso del tiempo la palabra tomo un cariz negativo y, a su vez, peyorativo. Incluso se tomó como una amenaza política por parte de los gobiernos de izquierda hacia los de derecha, por ejemplo. También puede ocurrir de manera contraria. Es por eso que no existe un partido que se proclame a si mismo como populista, pues es una postura ideológica que puede tener origen en cualquier tipo de ideología política.

El populismo intenta obtener un mayor porcentaje de seguidores buscando el enfrentamiento de las diferentes clases sociales.

Ejemplos de gobiernos populistas

Si bien el populismo es una corriente ideológica que surgió a finales del siglo XIX en la Unión Soviética, actualmente existen muchos países cuyos gobiernos caen en este tipo de pensamiento. En países como Venezuela y Bolivia también destacan este tipo de gobiernos que se basan en el populismo para alcanzar sus metas.

En el continente europeo también es común que muchos gobiernos tomen medidas populistas como estrategias políticas. Países como Inglaterra, Hungría y Rusia recurren a este tipo de tácticas para lograr su cometido.

El populismo tiene un sentido negativo porque hace uso de una serie de estrategias que buscan convencer a los ciudadanos. En especial de los sectores populares ya que, generalmente, son los más predominantes. Para ello, se valen de propuestas falsas sobre la transformación de las bases políticas, económicas y sociales de un país, y de esta manera, obtienen el apoyo social que necesitan. No obstante, esto no ocurre y, por el contrario, los líderes políticos solo buscan saciar su deseo por permanecer en el poder tanto tiempo sea posible.

Existen también pensadores que afirman que el populismo también tiene un lado positivo como es el caso del argentino Ernesto Laclau quien fue un prestigioso político y filósofo argentino que aseguraba que la naturaleza, por su propia forma de ser, tiene un pensamiento pluralista que deriva en el populismo lo cual es la base de la democracia de cualquier país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *