Pusilánime

Pusilánime es un adjetivo que hace referencia a la falta de valor o carácter de una persona para enfrentar cualquier tipo de desafío. Puede ser tomado también como un insulto aunque no es un vocablo muy usado en la actualidad.

Esta palabra proviene del latín pusillanĭmis. Al mismo tiempo, se desprende del vocablo pusillus que quiere decir “pequeño” y animus el cual se traduce como “ánimo” o “espíritu”. En resumen, de acuerdo a su origen, la palabra pusilánime significa “pequeño de espíritu”.

PusilánimeUna persona pusilánime es considerada cobarde.

Características de un pusilánime

Una persona con estas características es aquella que duda todo el tiempo al momento de tomar cualquier tipo de decisión. Son los individuos que prefieren dejarse llevar por el qué dirán y nunca emiten su opinión sobre ningún tipo de tema.

El pusilánime es temeroso y prefiere no correr ningún tipo de riesgo. Esto hace que todas las personas lo vean como cobardes o como una persona falta de coraje.

“Para el tímido y el pusilánime todo es imposible, porque así les parece.” ― Walter Scott

El carácter de la persona cobarde es contrario a todo aquello que tiene que ver con la valentía y la audacia. Es por esta razón que ser cobarde es algo negativo ya que la cobardía y las dudas no son algo bien visto debido a que es imposible que quien sea así pueda resolver algo en la vida.

Ejemplos de uso de pusilánime

apocado, encogido, temeroso, miedoso, medroso, cobarde, blando, tímido, flojo

Antónimos de pusilánime

dominante, duro, fuerte, severo, valiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *