Temperamento

El temperamento es el resultado de las actitudes de una persona que definen su personalidad. El temperamento de cada persona es único y está relacionado con su forma de ser y pensar. Se considera que el temperamento es algo que se adquiere de manera genética y por eso se relaciona con la psicología de cada persona.

Todo lo que una persona siente a nivel físico y emocional influye en su temperamento. Las sensaciones, los sentimientos y las emociones hacen que el temperamento de una persona sea de una manera u otra. Muchas veces se confunde el temperamento con el carácter. Mientras que el primero conlleva cierta complejidad, el segundo resulta de lo que una persona aprende a lo largo de su vida.

En cuanto a su origen, la palabra temperamento deriva del latín temperamentun cuyo significado es medida. En este sentido al temperamento se lo considera el resultado de algo inconsciente en la persona y relacionado con su instinto. El temperamento, por lo tanto, deriva de muchas sensaciones y pensamientos que se relacionan entre sí.

temperamentoEl temperamento de una persona determinará su manera de actuar en cada situación

Las actividades nerviosas cerebrales de una persona también influyen en su temperamento. Por eso las características asociadas a este concepto pueden no tener relación con la lógica y lo consciente. El organismo y las reacciones físicas de una persona, como la alegría y la pasión, también se asocian al temperamento.

Se suele relacionar al temperamento con ciertas características. Por un lado con la energía de un individuo y lo predecible que puedan ser sus actitudes. La intensidad de respuesta, la capacidad de ajustarse a los cambios, el positivismo en la vida diaria y el estado de ánimo general también determinan el temperamento.

Según el modo en que una persona reacciona o se conduzca en ciertas situaciones se dirá que tiene un temperamento particular. Por ejemplo quien siempre se angustia o entristece ante los problemas, en lugar de demostrar fuerza o positivismo, tendrá un temperamento bastante afligido y delicado.

El temperamento de cada persona es único y la distingue de las demás. Por ello la reacción de cada persona a diferentes situaciones no es la misma.

Las consecuencias del temperamento

Como consecuencia de su temperamento una persona puede generar diferentes tipos de relaciones a lo largo de su vida. Por ejemplo las personas con temperamento fuerte y que se dejan afectar fácilmente por lo que les molesta pueden no encontrar el modo de relacionarse con facilidad con otros sujetos.

A su vez, muchas veces el temperamento deriva en generar ciertas “capas” defensivas que impiden a otros generar un lazo afectivo. Aquí es cuando interviene el carácter y la respuesta a las situaciones según lo que una persona aprende con el tiempo.

Finalmente, todo lo que forma parte del temperamento de una persona hará que viva la vida de diferente manera. Sus relaciones, sus actitudes y su manera de actuar serán diferentes y tendrá cada una su consecuencia.

Sinónimos de temperamento

naturaleza, índole, idiosincrasia, empuje, genio, vitalidad