Victimización

En psicología, la victimización se refiere a un estado tóxico en el cual es afectado un individuo que se considera forzado a padecer de determinadas situaciones en las que exagera y se supone que son centro de ataques aunque esto nunca ocurre así. Se trata de una forma negativa que el sujeto utiliza para poder llamar la atención hacia su persona mediante la compasión hacia su propio ser y pretende que todas las personas sientan lástima.

Otra acepción de la palabra victimización se refiere a la persona que fue afectada por un delito en el cual el sujeto padece de las consecuencias que trae una situación que produce un trauma pre existente.

En el campo de la psiquiatría, la victimización es un proceso por el cual una persona se transforma en víctima de un delito. Esto, se llama victimología y sirve para estudiar cuáles son los rasgos de las personas que son más propensas a ser víctimas de cualquier tipo de delito o felonía.

VictimizaciónLa victimización mantiene “atada” a la persona a su pasado.

Tipos de victimización

Existen diferentes tipo de victimización de acuerdo al alcance del daño que la persona sufre:

Primaria: es un proceso que una persona padece y que sufre de forma directa o indirecta daños. Estos pueden ocurrir en su cuerpo o en su mente debido a algún tipo de hecho que produce traumas.

Secundaria: es el costo personal que cualquier hecho delictivo tiene para la víctima en cuestión.

Terciaria: en este caso se refiere al conjunto de los costes de la pena sobre la persona que soporta los daños. También puede referirse a la sociedad en general.

Es importante saber distinguir las víctimas de riesgo de las vulnerables. Estas últimas son las más afectadas por la agresión. Las personas se encuentran en estado de indefensión y de precariedad tanto en lo material como en lo emocional.

La victimización puede traer diversas secuelas en la persona afectada ya que se relacionan con el tipo de trauma del afectado y de las características de la víctima que sufrió dicho trauma en particular.

Existen diferentes personas que pueden ser llamadas víctimas como aquellas que padecen de injusticias, carencias, desamparo, pobreza, falta de recursos, condenas injustas a la cárcel, desigualdad ante la ley o ante los hombres, objeto de abuso criminal, algún tipo de catástrofe como ser incendios, inundaciones o tornados, entre otras cosas.

Efectos de la victimización

Las personas que son víctimas de cualquier problema que puede transformarlas en damnificadas, pueden padecer diferentes consecuencias como puede ser el síndrome de estrés post traumático y repiten las vivencias en su mente una y otra vez. La víctima intenta evitar todo aquello que le recuerde al hecho en cuestión. Se deteriora la autoestima y el individuo no tiene la capacidad de terminar con la situación. Esto finaliza con la identificación del agresor que inclusive puede concluir en una depresión grave.

Sinónimos de victimización

victimismo

Antónimos de victimización

desvictimización