Yin Yang

Yin Yang es un concepto que pertenece a la filosofía y religión chinas que explica la existencia de dos fuerzas que son diametralmente opuestas pero que son necesarias para complementarse. Ambas fuerzas se transforman en algo esencial para el normal curso universal.

El Yin se asocia con lo femenino, con la oscuridad, la paciencia y la tierra mientras que el Yang, por el contrario, se asocia con lo masculino, con la iluminación, la actividad y con el cielo.

Yin YangEl Yin Yang pertenece a la filosofía china.

Orígenes del Yin Yang

El origen del Yin Yang proviene de las “100 escuelas de pensamiento”. Dichas escuelas brindaban una serie de enseñanzas filosóficas y también espirituales en China durante los años 770 y 221 A.C. Posterior a este periodo, surgió el taoísmo, que es una doctrina filosófica y religiosa que incluyó los principios del Yin Yang en los que se asegura que no existe lo estático sino que todo cambia de manera continua debido a que se sabe que hay un flujo infinito y armónico que se equilibra por medio del Yin y del Yang.

Cuando una de las dos fuerzas del Yin Yang es la dominante, es sustituida por la opuesta para equilibrar las energías.

Principios del Yin Yang

De acuerdo a Confusio, el Yin Yang cuenta con seis principios fundamentales:

1. Son opuestos: esto se explica al afirmar que todo en la vida tiene su opuesto ya que no hay nada que sea Yin por completo o Yang por si solo. Por ejemplo, el invierno es completamente opuesto al verano, pero eso no quita que haya días calurosos en invierno y fríos en verano.

2. Dependen entre sí: esto significa que no pueden existir sin el otro. Por ejemplo, la noche no es posible sin antes haber pasado el día.

3. Pueden estar subdivididos y crear nuevos: esto lo podemos explicar mediante un ejemplo en el que un objeto puede estar frío, pero a su vez al tacto, puede estar caliente y frío al mismo tiempo como sucede con el hielo.

4. Ambos crean un equilibrio: ambas fuerzas crean un equilibrio dinámico donde, mientras la energía de uno aumenta, la del otro disminuye. Esto ocurre porque el exceso que crece en uno es absorbido por el otro.

5. Pueden ser opuestos: esto ocurre en muchos fenómenos naturales como el día y la noche, el calor y el frío y en ejemplos cotidianos como la vida y la muerte. Sin embargo, a pesar de ser opuestos, ambos se necesitan mutuamente.

6. Donde hay Yang también hay Yin y viceversa: esto significa que en algún momento se van a transformar en lo contrario.

En resumen, esta es una filosofía que engloba a todo lo que sucede en el universo. Afirma que todo es constante y también que tiene un ciclo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *